Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55

La Clínica Universitaria de Navarra implantará una nueva técnica para paliar el dolor crónico benigno en la columna

Se trata de un tratamiento basado en la aplicación de radiofrecuencia en la zona afectada

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Juan Pérez Cajaraville.

Redacción. Pamplona
La Clínica Universitaria de Navarra y la Clínica San Francisco de León implantarán en la ciudad leonesa una nueva técnica para paliar el dolor crónico benigno en la columna, según ha precisado el director médico de la Clínica San Francisco, Jesús Sanz, tras la sesión de radiofrecuencia que protagonizó el responsable de la Unidad de Dolor de la Clínica Universitaria de Navarra, Juan Pérez Cajaraville.

Jesús Sanz ha apuntado que la presencia de Pérez Cajaraville en las instalaciones “responde a la continua búsqueda de nuevos tratamientos que nos permitan mejorar día a día y ofrecer siempre a nuestros pacientes la mejor solución posible a sus problemas de salud”, ha declarado. Por este motivo, se ha valorado junto a los anestesiólogos “las opciones y viabilidad de poner en marcha este servicio en la Clínica San Francisco”. “Esperamos que en un corto espacio de tiempo nuestros pacientes puedan someterse a este tratamiento en nuestra clínica”, ha añadido.

Pérez Cajaraville estuvo acompañado durante la realización de esta técnica por los especialistas en anestesiología de la Clínica San Francisco. La radiofrecuencia para combatir ciertos dolores de espalda ofrece muchas ventajas respecto a otros tratamientos, ya que sólo requiere anestesia local y los resultados son en la mayoría de los casos muy satisfactorios. Esta técnica se basa en introducir una aguja cerca del nervio de la articulación de donde procede el dolor, aplicando radiofrecuencia sobre la zona, consiguiendo de este modo que el nervio no transmita señales de dolor al cerebro.

La última técnica de vanguardia puesta en marcha en la Clínica San Francisco es la braquiterapia prostática, con la que se puede combatir el cáncer de próstata con altos porcentajes de curación y reduciendo al máximo los efectos secundarios de impotencia e incontinencia urinaria, que son más comunes al aplicar otros tratamientos como la cirugía radical. En la actualidad, la Clínica San Francisco es el único centro médico de la provincia de León que ofrece a sus pacientes la posibilidad de someterse a este innovador tratamiento.