19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

La Clínica Universidad de Navarra participa en una terapia que mejora la supervivencia en cáncer de próstata

El quimioterápico cabazitaxel reduce un 30 por ciento el riesgo de mortalidad

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

De izq. a dcha., Iosune Goicoechea, Mercedes Egaña, Elena Navarcorena, José Luis Pérez Gracia y Leyre Resano, del departamento de Oncología Médica de la CUN.

Redacción. Pamplona
Un nuevo tratamiento quimioterápico contra el cáncer de próstata reduce un 30 por ciento el riesgo de mortalidad en varones cuya enfermedad ha evolucionado tras recibir quimioterapia. Así lo demuestran los resultados obtenidos en un estudio en el que ha participado la Clínica Universidad de Navarra junto a hospitales de 26 países diferentes.

En la investigación se ha probado la eficacia del nuevo quimioterápico cabazitaxel en un grupo de 378 pacientes. Los hallazgos de este ensayo, denominado Tropic, han sido publicados en el número de la revista científica `The Lancet´.
El primer tratamiento que se administra a los pacientes con cáncer de próstata metastático es el hormonal. Aquellos que no responden al tratamiento hormonal, reciben generalmente quimioterapia, tratamiento de referencia desde hace una década.

Sin embargo, algunos de estos pacientes desarrollan una resistencia a la quimioterapia y su enfermedad continúa evolucionando.

José Luis Pérez Gracia, especialista del Departamento de Oncología de la Clínica Universidad de Navarra que ha participado en el estudio, ha explicado que “hasta ahora no existía un tratamiento estándar tras la quimioterapia de primera línea para el cáncer de próstata metastásico”.

Pérez Gracia ha apuntado que “los resultados de este estudio demuestran que la combinación de cabazitaxel y prednisona aumenta la supervivencia de forma significativa en pacientes con cáncer de próstata metastático hormono-resistente tratados previamente con quimioterapia”.

En concreto, los resultados del ensayo demostraron que el nuevo quimioterápico cabazitaxel reduce el riesgo de mortalidad en un 30 por ciento y ofrece una mejora clínicamente significativa de la supervivencia global media. Asimismo, los pacientes tratados en el estudio presentaron una mejoría significativa en la reducción de la progresión del tumor.

Así, según Pérez Gracia, la combinación de ambos fármacos “se convertirá en el tratamiento estándar para los casos de cáncer de próstata en los que la enfermedad ha progresado tras la quimioterapia de primera línea”. “Como los trámites de aprobación conllevan cierto tiempo, hasta ese momento cabazitaxel estará disponible para los pacientes a través de un nuevo ensayo clínico de acceso abierto”, ha añadido.

La Clínica Universidad de Navarra, al haber participado en el ensayo de registro, se encuentra entre los centros seleccionados para participar en este nuevo ensayo y para poder administrar este nuevo tratamiento.