Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

La Clínica Montpellier pone en marcha la Unidad de Cirugía Hepato-bilio-pancreática

La cartera de servicios que presenta es muy similar a la que ha estado ofreciendo en el Hospital Universitario Miguel Servet

Martes, 01 de octubre de 2013, a las 13:35

Redacción. Zaragoza
La Clínica Montpellier en Zaragoza pone en marcha la Unidad de Cirugía Hepato-bilio-pancreática (UCHBP) con una cartera de servicios idéntica a la de cualquiera de los grandes hospitales del país, exceptuando, lógicamente, el trasplante hepático.

Jesús María Esarte Muniáin.

El responsable de esta unidad es Jesús María Esarte Muniáin. Navarro de Elizondo, Esarte, ha sido profesor asociado y en su currículum figuran más de 150 publicaciones en revistas nacionales y extranjeras, más de 500 comunicaciones a congresos y ha participado en más de 20 libros.

Desde 1978 ha desarrollado su carrera profesional como cirujano en el Hospital Universitario Miguel Servet. Allí puso en marcha la que ha sido una de las primeras unidades de Cirugía Hepato-bilio-pancreática, y ahora, en Clínica Montpellier, vuelve a afrontar el mismo reto. “La Clínica Montpellier me ha ofrecido dirigir esta unidad, señala Jesús Esarte, y me ha parecido un reto de muchísimo interés, que me va a permitir, como hace 15 años, volver a hacerlo aquí con un equipo, en esta ocasión, con un equipo seleccionado por mí”. En concreto, la cartera de servicios que presenta con esta Unidad en
Clínica Montpellier es muy similar a la que ha estado ofreciendo en el Hospital Universitario Miguel Servet.

Curiosamente, Esarte se había hecho a la idea de que no iba a trabajar tras recibir la noticia de su jubilación en la Jefatura de Servicio, y por tanto también de la UCHBP en el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza (acaba de cumplir 65 años). Pero la invitación de Alfredo Pérez Lambán, director de Clínica Montpellier, a establecer esta unidad en la Clínica, le ha supuesto entusiasmarse con la idea. “Es como hace unos años, pero con mucha más experiencia, clínica y organizativa”, subraya Esarte.

“Este tipo de unidades tiene un punto más, tiene un poco de pedigrí sobre otras patologías, señala el doctor Jesús Esarte, fundamentalmente por la complejidad y porque son escasas”. En el área de la cirugía hepato-bilio-pancreática existen una serie de procesos caracterizados por su complejidad, y a la vez, por ser poco frecuentes. Estos casos exigen la existencia de unidades especializadas en dichos procesos, de forma que ese equipo médico entrenado obtendrá unos resultados más satisfactorios, afirma Esarte. De esta manera, estas patologías escasas y complejas deberán centralizarse para así aunar recursos y experiencia.

De los recursos materiales y humanos facilitados por Clínica Montpellier Jesús Esarte destaca haberse encontrado con un buen ambiente y entorno acogedor. “Hemos podido comprobar una disposición de clara colaboración con los distintos estamentos de la clínica (dirección, compañeros médicos, personal de enfermería, administración...)”. Al fin y al cabo esta unidad supone un plus para la Clínica. Se trata de procesos complejos cuyo resultado es mejor cuando se concentran estas patologías en equipos con experiencia. Y Jesús Esarte la tiene, y ése es su aval.

“En cuanto a nuestra experiencia clínica nos avalan más de 15 años de manejo quirúrgico en esta patología en la Unidad de Cirugía Hepato-bilio-pancreática (UCHBP) del HUMS. Además, en lo relativo a nuestra experiencia organizativa fui yo quien creó la UCHBP como tal hace 15 años (1998) en el HUMS y desde entonces la he dirigido. La fuimos perfeccionando con el tiempo, y de forma progresiva, con aspectos del tipo de organización transversal, trabajo en equipo, participación multidisciplinar, toma de decisiones colegiada, etc” destaca Esarte que insiste en la importancia de la organización transversal de la unidad: “todo se pacta, se llega a acuerdos y se consensuan todas las indicaciones terapéuticas.

El equipo de cirujanos junto con otras especialidades formará un comité interdisciplinar (radiólogos, patólogos, oncólogos, digestólogos...) para la toma de decisiones consensuadas. Voy a volver a llevar a cabo una organización transversal. En el Servet dio buenos resultados y aquí dará los mismos, por lo menos”.