Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50

La clase política reniega de la póliza propuesta por Boi Ruiz

Desde PP, PSOE e IU se muestran contrarios a la idea esbozada por el consejero de Cataluña

Miércoles, 30 de noviembre de 2011, a las 18:09

Redacción. Madrid
La clase política española ha vuelto la espalda a la propuesta del consejero de Salud de Cataluña, Boi Ruiz, que señalaba el pasado martes la posibilidad de financiar el sistema sanitario público obligando a los ciudadanos con una determinada renta a suscribir un seguro médico. Ni su propio presidente, Artur Mas, le ha respaldado, y este jueves ha dicho en el Parlamento catalán que se trata de una reflexión del consejero que no comparte el Govern.

Artur Mas, Boi Ruiz, Esteban González Pons, José Antonio Griñán y Gaspar Llamazares.

La idea de Ruiz, que fue matizada el propio martes por su Departamento en un comunicado, no la han ‘comprado’ ninguno de los principales grupos políticos españoles. En el Partido Popular, el vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, ha calificado de "insostenible" la propuesta. "Espero que medidas de ese tipo no se planteen en serio. Lo que se propuso el martes era una sanidad para ricos y una sanidad para pobres, y que los ricos paguen una parte de la sanidad de los menos ricos", ha explicado.
Por su parte, en el PSOE ha sido el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, (que llegó a ser durante unos meses ministros de Sanidad en un Gobierno de Felipe González) el que ha salido a comentar la propuesta, calificándola de “salvajada” y “barbaridad”, y advirtiendo de que un sistema de seguros privados como el de Estados Unidos termina gastando dinero público por encima del sistema de aseguramiento universal, y además margina a millones de personas: "Gasta casi el doble que nosotros en sanidad pública", ha apuntado.

Finalmente, el diputado electo de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, expresidente de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, considera que la intención expresada por Boi Ruiz “es un paso a atrás en la historia de la sanidad española. Es volver al sistema de seguros, un sistema que superamos en los años 70 y 80, y tras el cual logramos un sistema universal de salud; uno de los mejores de Europa y entre los mejores del mundo", ha añadido.

Para Llamazares este tipo de propuestas le hacen desconfiar del objetivo real ya que muestran "políticos que se presentan como intermediarios de los mercados y no como mediadores de los ciudadanos". Y, en este sentido, advierte no entender la propuesta a no ser que "ser este señor (Boi Ruiz) solamente responda a los intereses de una patronal, de un sector privado minoritario y no a los intereses de los ciudadanos".

La médicos también se muestran críticos con la idea

Juan J. Rodríguez Sendín.

Por su parte, el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, también ha discrepado sobre la propuesta de Ruiz. Para el líder colegial, esta idea del consejero “articula de una manera oficial dos tipos de tratar y de tratamiento a los ciudadanos, lo cual supone la aniquilación del Sistema Nacional de Salud tal y como está concebido”. En este sentido, ha mostrado su “firme rechazo a que se genere una Medicina para pobres y otra para ricos, propiciando que alguien que pueda costeárselo tenga mejor trato y tratamiento”.

Rodríguez Sendín ha vuelto a reclamar a los poderes políticos que se muestre la verdad y que se habilite un modelo explicativo del que puedan servirse los profesionales sanitarios de cara al paciente. “Sin un modelo explicativo los profesionales no pueden ni comprometerse ni dar explicaciones a los pacientes”, ha recalcado.