Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

La centralización de los laboratorios del SNS permitirá ahorrar entre 6 y 8 millones de euros anuales

Se concentrará la mayor parte de la producción en un Laboratorio Unificado de Navarra

Miércoles, 01 de febrero de 2012, a las 17:58

Redacción. Pamplona
La centralización de los laboratorios supondrá al Servicio Navarro de Salud (SNS) un ahorro de entre 6 y 8 millones de euros anuales. La unificación del proceso contractual, reduciendo al mínimo el número de concursos, logrará abaratar los costes de los materiales entre un 20 y un 30 por ciento. Así lo ha indicado la consejera de Salud, Marta Vera Janín, durante el encuentro mantenido con los alcaldes de la zona de salud de Estella.
 

La consejera de Salud, Marta Vera (2º por la izda), durante la presentación de las
conclusiones del grupo de trabajo.

En este encuentro la consejera navarra de salud ha presentado las conclusiones del grupo que trabaja en este ámbito, que, en su opinión, “reflejan claramente las oportunidades de mejora que el SNS tiene en la gestión de la actividad de los laboratorios”.

En este sentido, el grupo de trabajo ha acordado plantear un nuevo modelo de gestión de los laboratorios de diagnóstico biomédico del SNS, concentrando la mayor parte de la producción en un Laboratorio Unificado de Navarra. Así, en este laboratorio se procesarán la mayor parte de las muestras que por su plazo de entrega sean susceptibles de concentrarse en un único punto (consultas externas hospitalarias y atención primaria) y se mantendrán los actuales laboratorios hospitalarios de Tudela y Estella centrando la actividad de los mismos en la atención hospitalaria (ingresados, consultas y urgencias).

Como ha explicado Vera, “la idea es simplificar al máximo el proceso concursal reduciendo al mínimo el número de concursos y lotes de los mismos y manteniendo siempre posibilidades de concurrencia, lo que permitirá un ahorro anual significativo, de entre 6 y 8 millones de euros anuales”.

El modelo planteado consiste en la gestión directa del servicio de laboratorio mediante plantilla de personal propia del SNS, tal y como se está haciendo ahora. En los laboratorios del Hospital Reina Sofía de Tudela y el García Orcoyen de Estella la actividad va a disminuir, puesto que el número de analíticas se reducirá sensiblemente y, en consecuencia, los responsables de salud plantean la disminución de la plantilla.

“Estos ajustes -ha adelantado Vera-, se harán de forma preferente mediante traslados internos dentro de los propios hospitales. No nos planteamos el traslado forzoso de ninguno de los trabajadores fijos al laboratorio central Unificado de Navarra”.