Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

La carrera profesional se desbloqueará en enero de 2015

Se beneficiarán 1.200 trabajadores del sistema sanitario público

Viernes, 14 de noviembre de 2014, a las 13:11
Redacción. Santander
La consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, ha anunciado este viernes en el Parlamento el “desbloqueo sí o sí” de la carrera profesional a partir de enero de 2015, una medida de la que se beneficiarán -según ha dicho- 1.200 trabajadores del sistema sanitario público, con un coste aproximado de dos millones de euros anuales.

María José Sáenz de Buruaga.

Buruaga, que ha comparecido en la Comisión de Hacienda para exponer el presupuesto de Sanidad y Servicios Sociales para 2015, ha explicado que el levantamiento de la suspensión de la carrera y desarrollo profesional acordada en 2010, permitirá el acceso al grado I, con el consiguiente reconocimiento del complemento económico a todas aquellas categorías que obtuvieron plaza en el sistema una vez suspendidos los acuerdos.

La vicepresidenta ha insistido en que el desbloqueo de la carrera profesional se producirá “sí o sí”, porque “no vamos a penalizar al resto de los trabajadores por la actitud de unos pocos”.

Se ha referido así a la propuesta “en bloque” que presentó esta misma semana en la Mesa Sectorial “con el ánimo de cerrar el conflicto abierto con el personal de SUAP y 061, una propuesta que incluía ambas medidas, la adecuación retributiva y el desbloqueo de carrera, con el ánimo de garantizar ambas en un contexto de clara limitación de los gastos de personal”.

La consejera ha señalado que “el comité de huelga y los sindicatos han dicho no a una adecuación retributiva que implica un incremento salarial de 4.200 euros anuales para médicos, 2.940 euros para enfermeras y 560 euros para celadores que percibirían gradualmente y por terceras partes desde el próximo mes de enero, alcanzando el cien por cien en enero de 2017”, ha dicho.

Buruaga ha asegurado que han hecho un “esfuerzo ímprobo” para encajar esta oferta, que es “la mejor que puede hacer la administración”, “siempre desde planteamientos responsables con la sostenibilidad del sistema, honestos y comprometidos con los trabajadores y viables, no para ser inmediatamente defraudados”. Un “esfuerzo, con el dinero de todos los cántabros”, que en su opinión, “no está siendo suficientemente valorado”.