Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

La campaña de vacunación contra la gripe comienza el próximo lunes

Se han adquirido más de 100.000 dosis de tres tipos diferentes este año

Miércoles, 08 de octubre de 2014, a las 14:33
Redacción. Santander
La campaña de vacunación de la gripe comenzará el próximo lunes, 13 de octubre, y se prolongará hasta el 28 de noviembre en todos los centros de salud, según ha comunicado el gobierno de la región.

José Francisco Díaz, director general de Salud Pública, durante la rueda de prensa de presentación de la campaña.


Este año se han adquirido 111.500 dosis de tres tipos diferentes. La vacuna habitual, no adyuvada, de la que se han encargado 105.000 dosis y que va destinada a todas las personas mayores de 60 años y a los denominados ‘grupos de riesgo’ por presentar un alto riesgo de complicaciones de salud si padecen esta enfermedad; la vacuna adyuvada, con una inmunidad reforzada, de la que se han encargado 6.500 dosis para administrar en las residencias sanitarias y sociosanitarias y a los pacientes con muy alto riesgo en hospitales; y por segundo año consecutivo se han adquirido 50 dosis de la vacuna especial para alérgicos al huevo, que se administrará solo por indicación médica a mayores de 18 años.

Según ha explicado el director general de Salud Pública, José Francisco Díaz, los virus componentes de la vacuna son los mismos del año pasado, por lo que se espera una onda epidémica parecida, en la que hubo menos casos que la temporada anterior (9.341 casos frente a 10.061), pero con un incremento de los graves (91 casos durante la pasada campaña y 17 fallecimientos directos por gripe).

José Francisco Díaz ha insistido en la importancia de que las personas para las que está indicada la vacunación la reciban y ha asegurado que la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales va a hacer un esfuerzo por conseguir aumentar las coberturas de vacunación que han ido descendiendo desde la pandemia 2009, en que llegó al 71,1 por ciento. El año pasado el porcentaje de población vacunada mayor de 65 años fue del 57,2 por ciento, frente al 63,3 por ciento de la campaña anterior, y por encima de la media nacional, que fue del 56,4 por ciento.

Población susceptible de vacunación

La población para la que está indicada esta vacuna puede solicitar desde este miércoles cita previa en el centro de salud que le corresponda.

Como en años anteriores, la vacunación de la gripe está indicada para las personas de 60 o más años, y para las que tengan entre seis meses de edad y 60 años que presenten un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe. Es decir, aquellas personas que padezcan enfermedades crónicas cardiovasculares (excluyendo hipertensión arterial aislada), neurológicas o pulmonares, incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma.

Además, se recomienda la vacunación en niños y adultos con enfermedades metabólicas, incluida diabetes mellitus, obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías y anemias, asplenia, enfermedad hepática crónica, enfermedades neuromusculares graves, inmunosupresión (incluida la originada por la infección de VIH, por fármacos o en los receptores de trasplantes), cáncer, implante coclear o en espera del mismo, o trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva (síndrome de Down, demencias, etc).

Además, la Dirección General de Salud Pública aconseja la vacunación para los residentes en instituciones cerradas, de cualquier edad a partir de seis meses, que padezcan procesos crónicos; los niños y adolescentes (de seis meses a 18 años) que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, y las mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación, además de los trabajadores de los centros sanitarios, tanto de Atención Primaria (AP) como especializada y hospitalaria; las personas que por su ocupación trabajan en instituciones geriátricas o en centros de atención a enfermos crónicos o dependientes, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables; las personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o mayores, y las personas (incluidos niños mayores de 6 meses de edad) que conviven en el hogar con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo, por su condición clínica especial.