14 dic 2018 | Actualizado: 11:10

La Cámara de Cuentas de Madrid pone un ‘necesita mejorar’ a los hospitales públicos en farmacia

El informe de fiscalización de las cuentas de los centros señala la poca constancia escrita de las compras directas de medicamentos

mié 08 octubre 2014. 16.29H
Marcos Domínguez. Madrid
La Cámara de Cuentas de la comunidad de Madrid ha publicado un informe fiscalizando las cuentas de cuatro hospitales públicos de la región (Clínico San Carlos, Ramón y Cajal, La Princesa y Gregorio Marañón), en la que hace un repaso  al gasto farmacéutico.

El informe se refiere al ejercicio 2011 pero la Cámara, consciente de los cambios habidos tanto a nivel autonómico como nacional en el último lustro, ha tenido en cuenta este hecho en las recomendaciones que elabora.

Por ejemplo, advierte el desequilibrio en las cuentas de los centros públicos señalando que el gasto sobrepasó en un 50,17 por ciento la cantidad disponible a través de los créditos, “excesos que suponen un incumplimiento de lo establecido en los artículos 46 y 49 de la Ley 47/2003 General Presupuestaria”, explica el informe.

Sin embargo, la Cámara es consciente de que el Sermas ha establecido mecanismos de control de disponibilidad de créditos para atender a los compromisos de compra de medicamentos, “en 2012 y 2013 especialmente”.

En donde la sanidad pública madrileña necesita mejorar, sin embargo, es en las compras directas de medicamentos, limitadas a aquellas que no superen los 18.720 euros (IVA incluido), la modalidad “más empleada por los cuatro hospitales objeto de fiscalización”, siendo alrededor del 60 por ciento de los medicamentos suministrados. Según la Cámara de Cuentas regional, “no es infrecuente que no quede constancia escrita de las negociaciones habidas y de las que han podido resultar los precios”.

Por ello, “los cuatro hospitales deben promover el establecimiento de las medidas adecuadas para la formalización de contratos de suministro”, en documentos administrativos que sean conformes con el ordenamiento jurídico en vigor para este tipo de adquisiciones.

Coordinación entre las Comisiones de Farmacia

El informe de fiscalización incluye entre sus recomendaciones potenciar las centrales de compras en el ámbito autonómico para reducir los precios de los medicamentos, “introduciendo mecanismos y fórmulas que fomenten la competitividad entre los productores de medicamentos, y especialmente de los de mayor coste para el sistema sanitario de la comunidad de Madrid”. Y es que, de 17 medicamentos comunes entre los más comprados de al menos dos hospitales, hay 10 con diferencias de precio, en tres fármacos de algo más del 21 por ciento.

También aboga por la coordinación de las Comisiones de Farmacia de los diferentes hospitales para intensificar la “investigación y experimentación de medicamentos aconsejables para el tratamiento de cada enfermedad, facilitando y garantizando la utilización y consumo de los más eficaces y la reducción de precios de los mismos”.

La Cámara de Cuentas va más allá incluso y aboga a la creación de una Comisión de Farmacia autonómica, integrada por representantes de las comisiones de los hospitales, “con el objetivo de mejorar la seguridad, la calidad y el coste de los medicamentos en los hospitales, unificando criterios, difundiendo buenas prácticas y contribuyendo a realizar economías de escala y mejorar los procedimientos de selección y compra centralizada de medicamentos”.

ENLACES RELACIONADOS

Acceda al informe de la Cámara de Cuentas