16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

La biotecnología española reivindica su papel como sector clave para la economía

En 2011 supuso un 5,72 por ciento del PIB, con un volumen de negocio superior a 60.000 millones

Miércoles, 19 de septiembre de 2012, a las 17:43
Enrique Pita. Bilbao
“Esperamos que la biotecnología alcance en España el mismo nivel de importancia que en Europa, y para ello queremos que el sector esté bien presente en las estrategias españolas de I+D+i”, ha asegurado la presidenta de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), Regina Revilla, en la inauguración de BioSpain 2012, la feria que reúne en Bilbao desde ayer y hasta el viernes al sector biotecnológico español e internacional. Las cifras refrendan, al menos a priori, que el encuentro será todo un éxito: más de 760 empresas registradas, 210 de ellas extranjeras; 216 expositores, un 14 por ciento más que en la anterior edición, la de 2010, y cerca de 1.400 participantes. Según ha destacado Revilla, la importante presencia internacional debe servir para que “la biotecnología española tenga más presencia fuera de nuestro país”.

Regina Revilla, presidenta de Asebio, y Juan Goicolea, viceconsejero de Innovación y Tecnología del País Vasco.

Sin embargo, estos datos de participación deben encontrar ahora refrendo en el ámbito científico, económico y tecnológico. Para ello, la organización de BioSpain ha puesto en marcha, además de la feria y exposición de las empresas, un Foro de Inversión centrado en biotecnología industrial, que organiza Feique y Madrid Biocluster el 20 y 21 de septiembre.

Además, otro de los objetivos marcados en este encuentro es fomentar el empleo, para lo que se ha organizado por vez primera el Foro de Formación y Empleo en Biotecnología, que “servirá para que estudiantes y profesionales interactúen con empresas e instituciones académicas con el objetivo de explorar oportunidades de empleo y formación”.

Cabe recordar que, según el Informe Asebio presentado el pasado mes de julio que recoge los datos del sector con fecha de 2010, la cifra de negocio de la biotecnología supone un 5,72 por ciento del PIB español, dando muestra de un importante crecimiento en los últimos años (2,98 por ciento en 2008). En cuanto a la cifra de negocio, el sector alcanzó los 60.122 millones de euros en 2010, un 11 por ciento más con respecto al año anterior. Ahora, el reto al que se enfrenta el sector en España es conseguir aumentar los retornos que se obtienen de los programas europeos, en este caso el Horizonte 2020, que movilizará 80.000 millones de euros.

De izquierda a derecha: Tontxu Rodríguez, alcalde de Barakaldo; José Luis Bilbao, diputado general de Vizcaya; Patxi López, lehendakari; el Príncipe Felipe; Carmen Vela, secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación; Regina Revilla, presidenta de Asebio y BioSpain; y Carlos Urquijo, delegado del Gobierno en el País Vasco.

La elección del País Vasco como sede de BioSpain no es casual. Según ha destacado la presidenta de Asebio, “es una región de gran importancia para el sector gracias a la puesta en marcha de la estrategia BioBasque, que se ha ampliado hasta 2015”. “Cuando se ponen los recursos y los medios y el plan está bien estructurado y gobernado llegan los buenos resultados”, ha asegurado Revilla, que en este caso se traducen en mayor empleo y mayor crecimiento económico. En este sentido, el viceconsejero de Innovación y Tecnología del Gobierno vasco, Juan Goicolea, ha destacado la puesta en marcha del cluster de biotecnología del País Vasco, en el que participan una treintena de bioempresas vascas.