Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

La Asociación de Usuarios de la Sanidad (Asencro) exige una solución al conflicto sanitario

Convoca manifestaciones silenciosas y encierros como medida de protesta

Martes, 27 de noviembre de 2012, a las 12:35

Redacción. Oviedo
La presidenta de la Asociación de Usuarios de la Sanidad del Principado de Asturias (Asencro), Susana Pérez Alonso, ha exigido a profesionales y políticos que pongan de una vez fin al conflicto sanitario existente en Asturias que ha generado una "huelga salvaje" que están pagando los usuarios.

Las críticas de Asencro van tanto hacia los dirigentes del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) por su "total inoperatividad", como para el Sindicato Médico Profesional (Simpa) por causar perjuicios a los ciudadanos. Pero también cargan, a través de una nota de prensa, contra los partidos con representación parlamentaria, contra los sindicatos de clase y demás organizaciones por "no hacer nada" para terminar el conflicto.

"Si elegimos a los políticos es para que nos resuelvan los problemas que puedan plantearse, que somos quienes les pagamos los magníficos sueldos y prebendas de las que disfrutan mientras que el pueblo ve como mengua día a día su capacidad para poder sobrevivir", señala el texto aprobado por la junta directiva de Asencro.

Así, esta asociación invita a los ciudadanos a que acudan a los juzgados, fiscalía o comisarías si en algún momento de este conflicto piensan que sus derechos pueden estar siendo conculcados, que no lo duden y lo hagan sin temor alguno.

Además, Asencro va a convocar movilizaciones en silencio frente a la Junta General del Principado "los mismos días y a la misma hora que lo hagan los convocantes de esta huelga". 

También ha anunciado su intención de encerrarse en locales dependientes del Sespa, de la Consejería de Sanidad, o de centros sanitarios. "No vamos a dejar que los políticos y un sindicato, tiren por la borda nuestros logros, ni nuestra salud, ni nuestra paciencia, hay límites y aquí se han traspasado", concluyen desde Asencro.