Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

La asociación Afina impulsa la atención integral a los afectados por fibromialgia

Los pacientes que viven en zonas rurales presentan una desigualdad asistencial notable respecto al resto

Miércoles, 06 de noviembre de 2013, a las 17:25

Redacción. Pamplona
La Asociación de Fibromialgia, Fatiga Crónica y Síndrome Químico Múltiple (Afina) ha iniciado su programa de actividades en una decena de localidades navarras con el objetivo de “ofrecer un tratamiento multidisciplinar al 3 por ciento de personas que padecen estas enfermedades en la región y cubrir la falta de servicios de los afectados que viven en zonas rurales”.

Jokin Espinazo, presidente de Afina.

El programa, incide este año en “los lugares y comarcas donde se percibe muchas personas afectadas pero pocas diagnosticadas, con el objetivo final de sacar a la luz todos esos casos ocultos”, según ha señalado Afina en una nota. La asociación ha explicado que la fibromialgia, que se caracteriza por un dolor crónico, el síndrome de fatiga crónica, un cansancio físico constante, y el síndrome químico múltiple, son dolencias incapacitantes que impiden a muchas personas realizar actividades habituales como levantar una bolsa de la compra o incluso coger una taza de café.

Sin embargo, según el presidente de la asociación, Jokin Espinazo, ha explicado que "una gran parte de los casos todavía no están diagnosticados, principalmente por el desconocimiento de estas enfermedades de una parte de los sanitarios". Asimismo, ha detallado que "un paciente tarda varios meses de media en ser diagnosticado correctamente".

El programa puesto en marcha por la asociación, incluye actividades como ejercicio físico específico, taller de apoyo psicológico y nutriterapia, atención psicológica, aquaerobic o coaching, todas ellas “herramientas para limitar los síntomas, aprender a convivir con estas enfermedades y potenciar la autonomía personal del afectado”. Estas actividades, ha añadido Espinazo, sirven para “paliar la situación de desigualdad en la que se encuentran las personas afectadas de las zonas rurales, donde hay una menor presencia de servicios dirigidos a estas enfermedades y sobre todo una menor información”.