Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 12:40

La asistencia sanitaria de Cartagena

El secretario general reitera, una vez más, que el Hospital del Rosell

Viernes, 04 de octubre de 2013, a las 17:24

Redacción. Murcia
El secretario general de la Consejería de Sanidad y Política Social de Murcia, Martín Quiñonero, ha respondido este viernes a las declaraciones de diferentes partidos políticos y organizaciones al respecto del cierre de la puerta de Urgencias del Hospital Santa María del Rosell, pidiéndoles que "recapaciten acerca del daño que causan a los ciudadanos tratando de lograr rédito político en un tema tan sensible e importante como es la sanidad en Cartagena".

Quiñonero.

El secretario general ha indicado en que "es absurdo seguir con el discurso de que el Rosell va a cerrar cada vez que se produce un paso hacia adelante en la gestión de la asistencia en Cartagena", y añadido que "es casi vergonzoso volver a decir que no está previsto el cierre del Rosell, debido a las mentiras que una y otra vez lanza la oposición en este sentido; pero por mucho que lo digan, no vamos a cerrar el Rosell, vamos a seguir mejorando la asistencia en Cartagena".

Quiñonero ha tachado de "lamentable que diferentes organizaciones y los partidos de la oposición quieran aprovechar cualquier decisión sobre la asistencia en Cartagena para asustar a los ciudadanos con mensajes apocalípticos sobre el futuro de la Sanidad en la zona".

"La decisión del cierre de la puerta de Urgencias no se toma porque sea un capricho de Sanidad. No se ha tomado hasta ahora, como siempre se ha dicho, ni estaba en los planes cuando abrió Santa Lucía", ha asegurado el secretario general, quien ha explicado que "ha sido el desarrollo de la asistencia en el área el que motiva esta decisión".

Quiñonero ha agregado que "las asistencias en Urgencias en el Rosell han caído más de un 60 por ciento en los últimos dos años, con Santa Lucía abierto". En 2010, el Rosell atendió casi 140.000 urgencias, y en 2012 atendió 39.000, mientras que Santa Lucía atendió ese mismo año 105.000 pacientes en Urgencias.

El Hospital del Rosell, según datos oficiales de actividad, atiende en la actualidad una media de 80 personas, en su mayoría en estado leve, mientras que Santa Lucía atiende más de 200 urgencias, cuando tiene espacio y capacidad, sumando plantillas, para atender hasta el doble.

"Santa Lucía está preparado para absorber la demanda asistencial de toda el área, ya que nació con vocación de convertirse en hospital de referencia para la zona, y no vamos a renunciar a ello. Para que Santa Lucía sea un gran hospital de referencia es imprescindible que pueda dar servicio a toda la población", ha remarcado.

Sobre los cambios en el Rosell, el secretario general ha señalado que "convertir el Hospital del Rosell en un hospital de referencia para los cuidados de día y pacientes pluripatológicos es situar a Cartagena en la vanguardia en la atención hospitalaria".

Es la Organización Mundial de la Salud (OMS) quien está ofreciendo índices de calidad más elevados a los complejos hospitalarios que cuentan con unidades de atención a pacientes pluripatológicos, cuidadores y familiares de enfermos crónicos que siguen sus tratamientos en sus domicilios.

Según Quiñonero, "el tratamiento ambulatorio, en hospitales de día, es el futuro de la atención a enfermos crónicos; esto, que es el futuro de la Sanidad europea, es lo que estamos desarrollando en el Hospital del Rosell y existe en muy pocos hospitales en España".

Quiñonero ha destacado que "no podemos ponernos una venda en los ojos ante la mejora en la asistencia ambulatoria", y añadió que "los nuevos indicadores van en este sentido, no en aumentar el número de camas o el de días de ingreso".

"Es absurdo, hoy día, medir la calidad asistencial con el número de camas o la capacidad de ingreso", ha indicado el secretario general, quien ha apuntado que "la calidad asistencial se mide hoy en día en el menor tiempo de recuperación, el tratamiento ambulatorio, y en la atención a cuidadores, gracias a que los procesos han mejorado ostensiblemente, y ahora en Cartagena tenemos la opción de conjugar estas posibilidades con ambos hospitales".

El responsable de Sanidad ha hecho hincapié en que "Santa Lucía cuenta con la mejor tecnología disponible en España, con un equipo de profesionales magnífico, y queremos que siga creciendo como gran hospital de referencia en la zona. Para ello no puede competir con el Rosell, que debe ser un hospital que aporte calidad a la asistencia de los 370.000 habitantes de los ocho municipios (incluyendo como referencia a los habitantes del área del Mar Menor) a los que ofrecen sus servicios".

Datos asistenciales en el Área II

Antes de que abriera el Hospital Santa Lucía, el Área II contaba con 532 camas (215 en el naval y 317 en el Rosell) para 370.000 habitantes, ya que estaba incluida en la población del área la que ahora está en el Área VIII Mar Menor.

En la actualidad, el Área II de salud cuenta con 650 camas solo en el Santa Lucía para 262.000 habitantes, y con la posibilidad de utilizar, en caso de que sea preciso, otras 345 camas en el Hospital del Rosell, por lo que el número de camas por mil habitantes es el mayor de la Región, ya que son 3,7 camas. "Por tanto, los argumentos basados en el número de camas y el desmantelamiento de la Sanidad no tienen sentido alguno y son absolutamente falsos", ha concluido Quiñonero.

El secretario general ha recordado, por último, "a los que hablan de desmantelamiento tan alegremente" que en estos dos años que lleva Santa Lucía abierto se han evitado más de 30.000 desplazamientos para tratamientos oncológicos a Murcia, que se han realizado más de 1.000 intervenciones en el nuevo servicio de Cirugía Pediátrica, que se han realizado más de 3.000 diagnósticos en el nuevo PET TAC de Santa Lucía a pacientes de las áreas VIII y II, y otros más de 3.000 procedimientos de radiología intervencionista en el Artis Zeego, tecnología pionera en España.