Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Jueves, 17 de julio de 2014, a las 11:57
Eduardo Ortega Socorro. Madrid
Jean-Claude Juncker, elegido nuevo presidente de la Comisión Europea con el respaldo de 422 de los 751 eurodiputados que componen el Parlamento, asegura que los sistemas sanitarios y farmacéuticos de los países de la Unión Europea no serán ‘moneda de cambio’ en un posible pacto comercial con Estados Unidos.

Jean-Claude Juncker, nuevo presidente de la Comisión Europea.

De esta manera, Juncker sale al paso de una de las herencias envenenadas del mandato de Durao Barroso. Y es que, según el documento al que tuvo acceso Redacción Médica y que se encuentra en la página web Filtrala, la Comisión, bajo la tutela del presidente portugués, estaba negociando con Estados Unidos un tratado para regular el intercambio de servicios e inversiones, de manera que se abría la posibilidad a introducir cambios en los modelos farmacéuticos de los países donde no están liberalizados, así como otras modificaciones que afectaban a todos los profesionales de la salud.

Sin embargo, Juncker quiere alejar cualquier sombra de duda al respecto y, en el discurso previo a su investidura en Bruselas, ha afirmado que, aunque continuará con la negociación por un acuerdo “comercial y equilibrado” con Estados Unidos, “como Presidente de la Comisión dejaré bien claro que no sacrificaré en el altar del libre comercio las normas europeas en los ámbitos de la salud, la seguridad o la protección social y de los datos ni nuestra diversidad cultural. En particular, la seguridad de los alimentos que consumimos y la protección de los datos personales de los europeos serán innegociables para mí como Presidente de la Comisión".

Asimismo, el ya presidente de la Comisión ha afirmado: "Tampoco aceptaré que la competencia de los órganos jurisdiccionales de los Estados miembros de la UE quede limitada por regímenes especiales para los litigios de los inversores. El Estado de Derecho y el principio de igualdad ante la ley deben aplicarse también en este contexto”.

Apuesta industrial

Por otro lado, Juncker ha añadido que hay que "mantener y reforzar una base industrial sólida y de alto rendimiento para el mercado interior, pues sería ingenuo creer que el crecimiento en Europa podría basarse exclusivamente en los servicios. Debemos restaurar el peso de la industria en el PIB de la UE, de menos del 16  por ciento en la actualidad hasta el 20 por ciento de aquí a 2020". Ha asegurado que "con ello se garantizará que Europa mantenga su liderazgo mundial en sectores industriales estratégicos con puestos de trabajo de alto valor añadido", entre los que ha destacado el farmacéutico.

ENLACES RELACIONADOS

La Unión Europea ofrece a Estados Unidos liberalizar el sistema farmacéutico español (13/06/2014)