Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Miércoles, 03 de octubre de 2012, a las 19:20

la entrevista de redacción médica
dtor. del curso de gestión sociosanitaria de LAS FUNDACIONES camuñas y caser
Julio Sánchez Fierro: “Es necesario formar profesionales para gestionar los servicios sociales”
“Hace falta estabilizar el sector, profesionalizarlo y dar calidad en los servicios”, explica

Enrique Pita / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Julio Sánchez Fierro, todo un veterano en la gestión de la sanidad y los servicios sociales españoles, dirige el Curso Superior de Gestión y Atención Sociosanitaria organizado en colaboración por la Fundación Antonio Camuñas y la Fundación Caser. La finalidad no es sino dotar al sistema de profesionales bien formados, no tanto en la atención específica, sino en la gestión de los sistemas sociosanitarios, que es el futuro al que se debe tender. Según Sánchez Fierro, desde que hace una década impulsara el Libro Verde sobre la Dependencia en España muchas cosas han cambiado, la fundamental, que “donde antes no existía un sistema de protección a la dependencia, ahora sí existe”. Sin embargo, todavía queda camino por recorrer para que este sistema sea lo que hace cinco años, cuando se puso en marcha la Ley, se esperaba.

¿Por qué surge esta iniciativa?

Desde hace unos años en España se habla cada vez más de los problemas que tienen las personas mayores y las personas con discapacidad para poder desenvolverse normalmente ante la falta de autonomía que haya apoyos de servicios sociales o sanitarios para sentirse un miembro más de la sociedad. Creo que este objetivo lo comparte todo el mundo, pero no basta con tener unos objetivos, ni siquiera es suficiente tener buenas normas ni es bastante, aun siendo imprescindible, tener bastante dinero, sino que hace falta tener profesionales, tener personas con la sensibilidad necesaria para estar cerca de quienes padecen estos problemas y sus familiares y que al mismo tiempo tengan la profesionalidad necesaria para saber qué ayuda, qué apoyo técnico o qué servicio debe ser ofrecido con la mejor calidad y los mejores efectos.

Afortunadamente, y después de peripecias varias, apareció al fin la Ley de Dependencia. Vamos por cinco años de aplicación de la Ley, con sus gozos y sus sombras, pero evidentemente la profesionalización del sector es muy importante, no solo en lo que se refiere a médicos, enfermeras, psicólogos, asistentes sociales, etc, sino también a gerentes, personas que sepan coordinar los servicios y dar una atención integral. Saber manejar y gestionar este tipo de servicios no se puede improvisar. No había experiencia previa y por tanto era necesario dar respuesta a esta finalidad, y de ahí que nazca este curso.

Julio Sánchez Fierro destaca la necesidad de formar profesionales en la gestión sociosanitaria.

Sánchez Fierro analiza los cambios en la atención a la dependencia en la última década.


Por lo que dice entiendo que el destinatario final de este curso es un profesional que de un modo u otro ya tiene relación con el sector, pero ¿está abierto a otro tipo de profesionales?

Por supuesto. En un ámbito profesional multidisciplinar es necesario que la experiencia que tienen los distintos profesores de distintas áreas también pueda volcarse a alumnos de procedencias diferentes. Es seguro que no habrá ningún participante de esta acción formativa que sepa todo, ni siquiera en Wikipedia encontrarían todas las respuestas a los problemas. Lo que se ofrece es una visión humana, integral, cercana, eficaz, etc. Las personas, junto a su profesión de origen, tienen una serie de valores, de cualidades, etc, que es necesario promover, impulsar y dinamizar. Por eso, creo que el hecho de que los alumnos tengan orígenes diferentes es muy importante para el proceso formativo que vamos a emprender.

¿Qué objetivos se han marcado a medio plazo, más allá de formar profesionales?

El curso está concebido con voluntad de permanencia en el tiempo, por supuesto. Sin querer incurrir en ninguna forma de inflación en cuanto al volumen de personas que vayan a participar, creo que el desarrollo de la Ley de Dependencia y su aplicación va a requerir contar con unos dispositivos asistenciales y gerenciales superiores a lo que se ha producido hasta ahora.

Creo que hay un dato para reflexionar y criticar, que es que la Ley, que nace con voluntad de ofrecer servicios de apoyo a los que lo necesitan en la práctica los poderes públicos han ofrecido con frecuencia dinero, y desgraciadamente no mucho. Ofrecer dinero es bueno porque permite conseguir la prestación o el servicio, pero finalmente tienes que encontrarte con alguien que preste el servicio y que lo haga con calidad.

Lea la entrevista completa