Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Invertir en Sanidad, Dependencia y Servicios Sociales, “merece la pena”

El presidente asistió a la colocación de la primera piedra de una residencia para personas con enfermedad mental

Viernes, 25 de febrero de 2011, a las 12:50

Redacción. Alcázar de San Juan
El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró la pasada semana que la región seguirá invirtiendo en la consolidación de las políticas educativas, sanitarias y sociales porque, afirmó, los castellano-manchegos se merecen tener las mismas posibilidades que el resto del territorio y, si es posible, mejores aún.

El alcalde de Alcázar, José Fernando Sánchez Bódalo (primero por la izquierda), junto a José María Barreda en el acto de colocación de la primera piedra.

Barreda, que asistió a la colocación de la primera piedra de la residencia comunitaria para personas con enfermedad mental de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), reconoció que la inversión en estas áreas merece la pena y comparó la actuación del Gobierno regional con la de cualquier familia bien ordenada que se administra cuando necesita algo: “hay que priorizar los gastos, y nosotros así lo hicimos porque no queríamos esperar a tener una buena sanidad, a tener una buena educación, un sistema de atención a la dependencia, ni esperar a que nuestros mayores estuvieran bien atendidos”, señaló el presidente.

Para el jefe del Ejecutivo autónomo es importante recordar que cada gobierno establece sus prioridades en función de la concepción del mundo y de la vida, de ahí que el Gobierno castellano-manchego concentre sus esfuerzos en estas políticas a las que, recordó, dedica 80 de cada 100 euros de los presupuestos regionales.

“Estamos haciendo un esfuerzo inversor sin precedentes y vamos a seguir haciéndolo porque esas prioridades merecen la pena”, señaló Barreda, que insistió en que hay gente que necesita más de los demás y tiene sentido, afirmó, que la sociedad se ocupe sobre todo de ellos, como es el caso de las personas con algún tipo de discapacidad.

En este sentido quiso recordar que Castilla-La Mancha necesita todas las capacidades y construir una sociedad del bienestar en la que todos los ciudadanos sepan que van a ser tratados siempre como se merecen en una sociedad moderna y justa. “En esta tierra, añadió, podemos presumir de las políticas que se refieren a las necesidades más apremiantes de la población y en esta dirección vamos a seguir trabajando porque es lo que llena de sentido todo lo que estamos haciendo”.

Según el presidente, el esfuerzo colectivo que está haciendo la sociedad castellano-manchega en este ámbito ha colocado a la Comunidad Autónoma a la vanguardia en España y en Europa en materia de políticas sociales.

Finalmente Barreda solicitó un momento de reflexión a sus paisanos a los que animó a valorar los sistemas públicos de educación, sanidad y prestaciones sociales porque, advirtió, ni siempre han sido así ni tiene que seguir siendo así siempre porque “depende de la voluntad política y de las prioridades de los gobiernos” ya que, afirmó, sólo cuatro u ocho años de desinversión en el sistema público serían suficientes para que se deteriore.

Un sueño hecho realidad

El alcalde de Alcázar de San Juan, José Fernando Sánchez-Bódalo, trasladó su satisfacción ante la puesta en marcha de un “sueño” que, dijo, pronto se hará realidad. “No hay nada mejor que sentir el abrazo solidario y agradecido de la gente que necesita más ayuda de los demás” señaló el primer edil, para quien con esta residencia se cierra en Alcázar el círculo de servicios de atención a personas con discapacidad.

Sánchez-Bódalo aseguró estar muy emocionado por el apoyo y la comprensión del presidente Barreda que, dijo, siempre está dispuesto a comprometerse con las necesidades de los alcazareños y aseguró estar muy agradecido por poder contar con una residencia que es “una guinda magnífica de 4 millones de euros”.