Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

El bloque quirúrgico del Nuestra Señora de Gracia reanuda su actividad con 8 quirófanos

Otro pilar importante de la reforma ha sido la nueva Unidad de Cuidados Intensivos

Viernes, 18 de marzo de 2011, a las 15:15

Redacción. Zaragoza
El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, acompañado por la consejera de Salud, Luisa Noeno, ha conocido la ampliación y reforma integral del Hospital Nuestra Señora de Gracia. Las obras, que comenzaron en 2006, han supuesto una reforma integral del bloque quirúrgico que reanuda su actividad con 8 quirófanos. Esta nueva área está dotada con una Unidad de Reanimación Post Anestésica con capacidad para 11 pacientes y una unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria con 12 puestos de readaptación al medio.
 

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, y la consejera de Salud, Luisa Noeno, durante su visita al Hospital Nuestra Señora de Gracia, tras las obras de reforma y ampliación.

La reforma y ampliación del Hospital de Nuestra Señora de Gracia ha supuesto una inversión de más de 24 millones de euros en la adaptación de sus instalaciones, la dotación de tecnología punta, la ampliación de la cartera de servicios y un laborioso trabajo de rehabilitación para restaurar un edifico emblemático, del siglo XIX, que recupera sus fachadas y su estructura.

En su intervención, Iglesias ha destacado las inversiones en infraestructuras sanitarias que el Gobierno de Aragón ha llevado a cabo en los últimos años, señalando que “siempre hemos considerado que la salud en Aragón tenía que ser una prioridad y hemos demostrado que no sólo queríamos tener los mejores centros y hospitales sino también buenos profesionales y especialistas”.

El presidente ha reconocido sentirse “especialmente orgulloso del sistema de salud aragonés que, desde las trasferencias en el año 2002, ha sufrido una gran transformación” refiriéndose a grandes actuaciones como las reformas en los hospitales Miguel Servet de Zaragoza, o los de Barbastro y Jaca y la puesta en servicio de los Centros de Alta Resolución que han acercado al medio rural la Atención Especializada.

Iglesias ha visitado la nueva Unidad de Cuidados Intensivos, el bloque quirúrgico, la Unidad de Reanimación postoperatoria, y áreas de hospitalización, zonas que han formado parte de la última fase del proyecto y que quedan dotadas con la tecnología sanitaria más moderna, reforzando la asistencia especializada que este hospital da a la margen izquierda de Zaragoza junto con el Royo Villanova.

Estos trabajos se han llevado a cabo por fases lo que ha permitido no interrumpir su actividad asistencial en ningún momento y coordinar la derivación de algunos de sus servicios a otros centros de la ciudad, manteniendo el área de hospitalización siempre operativa.

Otro pilar importante de la reforma ha sido la nueva Unidad de Cuidados Intensivos, un área que tras el proyecto permite iniciar su actividad con seis boxes y un local de procedimientos especiales así como una Unidad de Control de Enfermería que permite la observación directa de todas sus camas. Todo ello en una superficie que supera los 500 metros cuadrados.

El proyecto de reforma integral además ha permitido ampliar el número de camas de hospitalización pasando de 120 antes de la reforma hasta las 230, a las que se suman otras 15 destinadas al área de Cirugía Mayor Ambulatoria.

A todo ello se une la renovación del Hospital de Día, servicio que cuenta hoy con un total de 25 puestos. El servicio de urgencias ha sido otro de los puntos de intervención en este proyecto. Éste reabre sus puertas con más espacio y con una dotación tecnológica de última generación.

Lo mismo ocurre con el área de rehabilitación y fisioterapia que se ubica en la última planta del edifico en una zona en la que se han centrado buena parte de los trabajos de restauración y donde se ha podido recuperar la antigua cubierta del ala sur del edificio y todas sus vigas. La inversión en esta área además se han centrando en la adquisición de materiales y equipamientos de última generación mejorando la calidad de los procesos de rehabilitación.