09 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Instalan un localizador para madres y bebés en siete hospitales

Es una pulsera que la paciente lleva desde que ingresa para el parto

mié 11 enero 2012. 16.32H

Redacción. Bilbao
La empresa vasca Ibermática en colaboración con Saident han puesto en marcha en siete centros hospitalarios del País Vasco un sistema de radiofrecuencia que permite asegurar la identidad y la localización del bebé y su madre en todo momento. Además, esta solución tecnológica ofrece al personal sanitario información clínica relevante con lo que se pretende reforzar la protección al recién nacido y a la madre y facilitar la labor del personal del hospital, tal y como ha informado Ibermática.

El consejero de Sanidad, Rafael Bengoa.

El sistema se ha puesto en marcha en la red de Osakidetza en los hospitales de Cruces, Donostia, Txangorritxu, Basurto, Bidasoa y Zumárraga, y está previsto que próximamente se implante también en el de Alto Deba.

Cuando una embarazada ingresa en el hospital, se le coloca una pulsera con radiofrecuencia que contiene una etiqueta única que se puede leer en todos los espacios del área de partos. Así, cuando la paciente entra en alguna de las salas de esta zona, los terminales informáticos de cada espacio se activan y muestran de forma automática información sobre ella.

Al mismo tiempo, el sistema recoge información sobre los movimientos de la paciente en estas salas y el tiempo de permanencia en cada una de ellas. Estas pulseras también incluyen un botón de llamada a las enfermeras. Una vez que ha nacido el bebé, se le coloca en el tobillo esta nueva pulsera especialmente diseñada para neonatos, que impide su manipulación salvo por personal autorizado. El dispositivo es el responsable de monitorizar las 24 horas del día al recién nacido, de forma que detectará movimientos no autorizados, registrará las entradas y salidas de las zonas habituales y permitirá su localización inmediata.
Todo el material que se utiliza ha sido especialmente diseñado para el entorno hospitalario, por lo que se ha fabricado utilizando materiales hipoalergénicos, resistentes, silenciosos e higiénicos.

Este proyecto es el segundo en el que han participado Saident e Ibermática junto a Osakidetza tras haber implantado con éxito conjuntamente un sistema de seguridad para quirófanos en el Hospital Santiago Apóstol de Vitoria.