Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:50

Innobasque apuesta por colaborar para crear un modelo sostenible de envejecimiento

Destaca las oportunidades de mercado y la existencia de una demanda real

Miércoles, 04 de abril de 2012, a las 15:56

Redacción. Bilbao
La Agencia Vasca de Innovación (Innobasque) considera que el envejecimiento es un fenómeno transversal, que afecta a todos los ámbitos de la sociedad, y apuesta por la colaboración público-privada para crear un modelo sostenible.

José María Villate, director general de Innobasque.

Así se han manifestado los asistentes a la jornada El desafío del envejecimiento, impulsada por Innobasque y enmarcada en el Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional. Durante el encuentro, los asistentes han aludido a la “transversalidad” del envejecimiento como “área esencial” de progreso y calidad de vida en Euskadi.

Este concepto amplío del proceso del envejecimiento está recogido en el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación 2015 aprobado recientemente. Para el secretario general de Presidencia del Gobierno vasco, José Manuel Salinero la transversalidad tiene “potencial para que las empresas vascas creen oportunidades de mercado, a través del impulso de un nuevo modelo de crecimiento basado en la ciencia, la tecnología y la innovación”.

Una posición que comparte el director general de Innobasque, José María Villate, que ha añadido que la “multidimensionalidad” del envejecimiento tiene repercusiones, no sólo en el ámbito sociosanitario, sino “en otros como el aprendizaje a lo largo de la vida, el empleo, la cultura y el ocio, los valores, el urbanismo, el transporte, la alimentación o la fiscalidad”.

“Es necesario perfilar un modelo sostenible de envejecimiento”, afirma Villate, a la vez asegura que es “imprescindible colaborar” para innovar en productos, servicios y modelos de organización.

Oportunidades de mercado con demanda real

Durante la jornada se han hecho público los datos del documento Envejecimiento y nuevos servicios de atención en el domicilio. En el citado texto se constata la preferencia de las personas por envejecer en sus casas y se destaca la existencia de avances tecnológicas que lo hacen realidad.

En este sentido, el informe apunta a la telemedicina, el teleservicio, los servicios domiciliarios o la adaptación de las viviendas “como oportunidades de mercado que ya cuentan con una demanda real” y en las que todavía no “se ha trabajado lo suficiente”.