19 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Inidress abre al hospital la puerta de la Responsabilidad Social Sociosanitaria

Prevalece la aplicación sistemática de protocolos para cada enfermedad

Martes, 18 de noviembre de 2014, a las 14:00
Javier Barbado / Imagen: Miguel Fernández de Vega. Salamanca
El Instituto de Innovación y Desarrollo de la Responsabilidad Social Sociosanitaria (Inidress) se erige como una opción muy válida para introducir, en los hospitales españoles, la responsabilidad social sociosanitaria (RSS), una incipiente corriente cultural en muchas empresas de índole sanitario que aspira a extenderse también al ámbito público, donde los enfermos deben situarse en el epicentro del Sistema Nacional de Salud (SNS), según han coincidido en resaltar diversos médicos y directivos en la última mesa redonda del VI Encuentro Global de Directivos de la Salud celebrado en el Parador de Salamanca.
De hecho, muchos de los gerentes y otros altos cargos directivos presentes en el auditorio han saludado y elogiado a Inidress como una iniciativa muy importante y con grandes posibilidades de desarrollo para potenciar la RSS en el ámbito sanitario.

Entre otras personalidades, acudieron a esta sesión como espectadores el director general de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany, y el viceconsejero de Asistencia Sanitaria en esta misma autonomía, Javier Maldonado.

Sin embargo, los pacientes no se ubican todavía en el centro del sistema en la práctica, según han detectado varios de los ponentes moderados por la directora de Proyecto del Inidress, Sagrario Mayoralas, en la última mesa redonda del VI Encuentro de Directivos de la Salud celebrado en Salamanca.

Para esta médica neumóloga del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, la enfermedad y los protocolos de actuación relacionados con ella prevalecen sobre la resolución directa de las necesidades de los pacientes, laguna que debería cubrirse a partir de una apropiada cultura de responsabilidad social sociosanitaria (RSS), aspecto que cultivan cada vez más centros sanitarios en España.

Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso, gerente del Conplejo Asistencial de Burgos; Jon Guajardo, director gerente del Hospital Galdakao-Usansolo de Vizcaya; Sagrario Mayoralas, directora de Proyecto de Inidress; Francisco Marí, director gerente del Hospital de Parapléjicos de Toledo, y Fernando Simarro, jefe del Área de Planificación, Calidad y Control de Proyectos del Consorcio Hospital General de Valencia.


Por otra parte, Francisco Marí, gerente del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, ha aludido a la responsabilidad de los jefes de Servicio para derivar a enfermos específicos a centros de referencia aunque se ubiquen en otras comunidades autónomas, de lo que se deduce que esta práctica no siempre se lleva a cabo.

Montserrat García.

Como ejemplo paradigmático, ha puesto como ejemplo el centro que dirige, que absorbe a lesionados medulares de todo el país.

Asimismo, Jon Guajardo, director gerente del Hospital Galdakao-Usansolo de Vizcaya, ha aludido al centro asistencial como portador de conciencia de RSS por el mero hecho de su magnitud y de la energía que moviliza. En el caso de este hospital, Guajardo ha mencionado la creación de un Gabinete de Gestión de la Calidad que incluya la responsabilidad social sociosanitaria (RSS) y la sostenibilidad como metas prioritarias.

Para este directivo, no se debe demorar la inclusión de estos objetivos en los planes estratégicos de los hospitales: “Publicamos la memoria de RSS y eso nos sirve para hacer un seguimiento y evaluación de la mejora continua de estas iniciativas dirigidas al paciente”.

Marí también ha criticado que a los pacientes no les llega información sobre el índice de éxitos y fracasos, por ejemplo, de las unidades de intervención quirúrgica (aspecto que sí se publicita en otras naciones). Y, dirigiéndose a los gerentes, ha subrayado la premura con que se han extendido sus responsabilidades directivas al ámbito, por ejemplo, de la Atención Primaria (por medio de la unificación de gerencias en los planes estratégicos de diversas comunidades autónomas).

Además, ha señalado a la actitud inadecuada de algunos jefes de Servicio que retienen a sus pacientes en sus departamentos en lugar de remitirlos a los de otros centros ubicados en otras autonomías que, en ocasiones, están mejor equipados y capacitados para abordar enfermedades concretas.

El gerente del Complejo Asistencial de Burgos, Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso, centro de gestión pública directa, se ha referido, al igual que Guajardo, al compromiso del centro con toda clase de asociaciones e instituciones públicas y privadas, incluida, por supuesto, la RSS y también otros aspectos de interés hospitalario como la eficiencia energética y el respecto por el medio ambiente.

En su turno de palabra, el jefe del Área de Planificación, Calidad y Control de Proyectos del Consorcio Hospital General de Valencia, Fernando Simarro, ha calificado a los directivos y administraciones como “empleadores sociales”, a los que atañe, por tanto, la RSS y que, en el caso del referido centro, dispone de comités específicos además de plataformas en las redes sociales y otros mecanismos de acceso a los pacientes: “Por ejemplo, una de ellas recoge gran cantidad de formularios y cuestiones que se van resolviendo” por parte de especialistas.

Tras este debate, clausuró el VI Encuentro Global de Directivos de la Salud, celebrado en el Parador de Salamanca, la directora médica del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, Montserrat García.

Jon Guajardo, Francisco Marí y Miguel Ángel Ortiz de Valdivielso.


El director general de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany, quien preguntó en el turno de preguntas para el auditorio; Sagrario Mayoralas y Fernando Simarro.


ENLACES RELACIONADOS:

Los estudiantes piden formarse en gestión (17/11/14)

La estabilidad directiva, condición sine qua non para agilizar la política médica y farmacéutica (15/11/14)

El diálogo competitivo y el alquiler centran las opciones para renovar la tecnología (16/11/14)