13 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Ingenieros informáticos crean un predictor del ataque epiléptico

El paciente se medica cuando le avisa el aparato para prevenir la crisis

Viernes, 19 de diciembre de 2014, a las 12:55
Redacción. Valencia
Un equipo de profesores del Grado en Ingeniería Informática de Sistemas de Información de la Universidad CEU Cardenal Herrera de Valencia han diseñado un algoritmo informático que permite reunir los datos necesarios para predecir los ataques epilépticos con veinte minutos de antelación y alertar al paciente para que tome, en ese justo momento, la medicación que los evita, según ha informado la institución académica en un comunicado.
Su aplicación, por medio de un microchip implantado en el paciente, mejoraría la calidad de vida de estas personas ya que “solo deberían medicarse antes del ataque y no durante todo el día, evitando los efectos secundarios de estos fármacos”.

Los profesores de la CEU-UCH Javier Muñoz, Francisco Zamora, Juan Pardo y Paloma Botella.


El diseño, de los investigadores Juan Pardo, Javier Muñoz, Francisco Zamora y Paloma Botella, profesores de la CEU-UCH, ha obtenido el tercer premio en el concurso internacional American Epilepsy Society Seizure Prediction Challenge, para científicos de datos o Data Scientists de todo el mundo.

El reto se planteó con la plataforma Kaggle por el National Institute of Neurological Disorders and Stroke (Ninds), perteneciente al National Institutes of Health (NIH) de los Estados Unidos, The Epilepsy Foundation y la American Epilepsy Society (AES), en colaboración con la Universidad de Pensilvania (UPenn), y la Clínica Mayo, que ha sido elegida como el mejor hospital de Estados Unidos en 2014-15.

Según ha informado la institución en un comunicado, la epilepsia afecta al uno por ciento de la población mundial y el carácter “imprevisible” de los ataques obliga a estos pacientes a medicarse de forma continuada y en altas dosis, lo que, en muchos casos, les provoca graves efectos secundarios. Además, se estima que esta medicación continuada no es efectiva entre el 20 y el 40 por ciento de los casos.

El algoritmo matemático diseñado por los profesores de la CEU-UCH permitiría, a través de su incorporación a un dispositivo implantado en el paciente, como un microchip, reunir los datos de todas sus constantes cerebrales para predecir un ataque con al menos veinte minutos de antelación. Esta alerta permitiría al paciente evitar actividades de riesgo en esos momentos, como conducir o nadar, y medicarse “solo ante la posibilidad de sufrir un ataque epiléptico y no de forma constante”.

“Máxima antelación y sin falsas alarmas”

Según ha señalado el profesor de la CEU-UCH, Juan Pardo, “el algoritmo adecuado es el que nos permite, a través del tratamiento de los datos, identificar los periodos de aumento de la probabilidad de un ataque, con la máxima antelación y sin falsas alarmas”.

“No somos médicos, pero sí expertos en el tratamiento masivo de datos”, ha explicado Juan Pardo, director del Departamento de Ciencias Físicas, Matemáticas y de la Computación de la CEU-UCH. “Este trabajo demuestra que en muchos campos, como el de las neurociencias, son necesarios también ingenieros informáticos y matemáticos que contribuyan a resolver los problemas planteados”, ha indicado.

La Universidad ha destacado que, en este caso, “la colaboración de la informática y las matemáticas con la medicina y la veterinaria ha sido necesaria para resolver este reto de salud, ya que los datos informáticos manejados proceden de electroencefalogramas intracraneales de perros y personas con epilepsia, que sufren habitualmente sus ataques”.

502 propuestas de todo el mundo

En la plataforma Kaggle, distintas entidades y empresas, como la NASA, el NIH, General Electric o Shell, plantean a los científicos de datos retos en cualquier ámbito, con la finalidad de obtener el sistema que mejor solucione el problema planteado. Cientos de informáticos, matemáticos o estadísticos de universidades de todo el mundo, como Stanford o el MIT, hacen sus propuestas ante estos retos en esta plataforma, que busca reunir "a los mejores cerebros de todo el mundo para trabajar conjuntamente en un mismo problema desde distintas áreas de conocimiento".

De las 502 propuestas presentadas al reto sobre prevención de ataques epilépticos Seizure Prediction Challenge, la de los investigadores informáticos de la CEU-UCH ha conseguido el tercer premio. Gracias al premio, los profesores han sido invitados a la presentación de su trabajo en el meeting anual de la American Epilepsy Society, que se celebra en Seattle, donde se comunicarán los resultados del concurso a la comunidad científica y a representantes de los patrocinadores del reto.

Además, el trabajo de los profesores de la CEU-UCH será incorporado al repositorio del International Epilepsy Electrophisiology Portal (IEEG), creado para la ayuda a la cura de esta enfermedad, y desde donde podrán seguir trabajando en una nueva experimentación.

Asimismo, el equipo del Grado en Ingeniería Informática de la CEU-UCH también publicará próximamente un artículo científico sobre su algoritmo de predicción de los ataques epilépticos en una de estas cuatro revistas médicas internacionales: Lancet Neurology, Annals of Neurology, Brain o Epilepsia.