20 nov 2018 | Actualizado: 21:40

Definir fórmulas de colaboración público-privada y riesgo compartido, clave para incentivar la innovación

Los laboratorios defienden la incremental, y critican los planteamientos políticos cortoplacistas

Miércoles, 30 de mayo de 2012, a las 12:07

Eduardo Ortega / Imagen: Diego S. Villasante / Miguel Ángel Escobar. Madrid
Industria y Administraciones regionales se reunieron para buscar puntos de encuentro y de discusión con el objetivo de crear una hoja de ruta que pueda salvar la innovación farmacológica en España, en un contexto en el que la crisis económica y la necesidad por asegurar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) han provocado continuos recortes en el gasto farmacéutico que han llevado a que éste se encuentre en cifras similares a las que estaba en 2005. Si algo quedó claro, es que tanto los laboratorios como las administraciones deben buscar nuevos espacios y fórmulas para incentivar la innovación en España, iniciativas entre las que se encontraría más acuerdos de riesgo compartido y de colaboración público-privada.

Elvira Sanz, presidenta de Pfizer España, Esteban Plata, presidente de Abbott España; Jesús María Fernández, viceconsejero de Sanidad del País Vasco; Eric Patrouillard, presidente de Lilly España; Cristina Garmendia, exministra de Ciencia e Innovación; Antonio María Sáenz Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León; Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad de Madrid; Jordi Ramentol, presidente de Farmaindustria; Jordi Martí, presidente de Amgen España, y Martín Sellés, presidente de Janssen España.

El debate fue propiciado por la celebración durante la mañana de ayer de 2ª Conferencia anual: El poder de la Innovación: La Propiedad Intelectual e Industrial, durante la mesa Industria Farmacéutica: La Innovación en salud. ¿Cuál es el papel de la industria farmacéutica?, que la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España celebró ayer en Madrid. Cristina Garmendia, exministra de Ciencia e Innovación y moderadora de la discusión, apuntó que para poder atraer nueva innovación “y mantener la que hay” será indispensable “crear nuevos espacios para el debate” y que los actores, tanto administraciones como laboratorios, deben “ser corresponsables de la innovación”.

Fernández-Lasquetty analiza la innovación española. 

Sáez Aguado recalca la necesidad del análisis diferencial.

Asimismo, también se muestran de acuerdo en que, para ello, es necesario dinamizar algunos de las posibilidades que se abren en el horizonte, más comunes en Europa que en España, como son “los acuerdos de riesgo compartido”, declaró Javier Fernández-Lasquetty, Consejero de la Comunidad de Madrid, quien informó de que la región iba a trabajar en más acuerdos de este tipo.

Fernández-Lasquetty también apuntó que para esto también es necesario que “mejorar la relación entre quien produce y quien administra, ya que el contribuyente ya no está en posición de seguir financiándolo todo” y dijo que habría que trabajar más en la dirección de las compras centralizadas. Antonio María Sáez Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León, argumentó, por su parte, que ·se ha avanzado poco en coste efectividad y coste diferencial" y consideró que. para mejorar la fluidez de las relaciones con los laboratorios, será indispensable que "el SNS se comporte como un sólo cuerpo", no con el Ministerio de Sanidad con unas atribuciones y las comunidades autónomas con otras.

Fernández considera que la sanidad no está en el "abismo".

Garmendia llama a incentivar la innovación farmacológica.

Aún así, no todas las administraciones están de acuerdo con los recortes sanitarios. Jesús María Fenández, viceconsejero de Sanidad del País Vasco, opinó que “no está escrito en ningún sitio que un país que gasta el 10% del PIB en Sanidad vaya al abismo. Y hay otras fórmulas, como el gasto prefinanciado de Canadá”, un fondo que se crea para dotar de liquidez al sistema sanitario en tiempos de vacas flacas.

Definiendo el valor de la innovación

Los laboratorios, por su parte, indicaron que es necesario definir el valor de la innovación farmacéutica. Elvira Sanz, presidenta de Pfizer en España, defendió la innovación incremental, dado que “de pequeños avances llegan los grandes. La base está en la incremental, puesto que es muy difícil que se encuentren descubrimientos únicos y disruptivos”. Asimismo, criticó el planteamiento “cortoplacista” de las políticas gubernamentales actuales.

Al debate del valor de la innovación también se sumó Jordi Martí, director general de Amgen en España. “Es una nueva realidad a la que tenemos que enfrentarnos, y para ello necesitamos tener flexibilidad”.

Sin embargo, los ponentes reiteraron que la cuestión sobre la que se vehiculan todos los engranajes de la innovación farmacéutica en España es “un marco legal estable. En esa situación, la industria estaría dispuesta a pactar incluso techos de gasto farmacéutico”, opinó Humberto Arnés, director general de Farmaindustria. Ésta es también un condición sine qua non para “mantener la confianza de los grandes laboratorios multinacionales, incluso en periodos de crisis”, según Vicente Moreno, presidente de Janssen en España.

Por su parte, Jordi Ramentol, presidente de la patronal del medicamento innovador, advirtió de que "España está perdiendo el tren de la innovación", opinó que "no interesa al país. Si no, no se harían las cosas de esta manera". Con todo, indicó que "todavía no se ha perdido la partida", y advirtió que la colaboración público-privada debe ser una de las estrategias "necesarias". Ante esto, Fernández -Lasquetty advirtió que este tipo de iniciativa suponen "una evolución en el discurso político" que aún no habría llegado.

Alan Solomont, embajador de Estados Unidos en España; Ana Mato, ministra de Sanidad; Jaime Malet, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en España, y Eric Patrouillard, presidente de Lilly España.

 

En la primera imagen,  Eric Patrouillard, presidente de Lilly España; Cristina Garmendia, exministra de Ciencia e Innovación, y Humberto Arnés, director general de Farmaindustria. A la derecha, Julián García Vargas, exministro de Sanidad, y Jesús María Fernández, viceconsejero de Sanidad del País Vasco.

En la primera imagen, Ana Mato, ministra de Sanidad; Regina Múzquiz, directora de Relaciones Institucionales de Pharmamar, y José María Fernández Sousa-Faro, presidente del Grupo Zeltia. A la derecha, José Franciscio Repolledo, director de Relaciones Institucionales y Comunicación de Pfizer, y Camilla Hartvig, presidenta de AstraZeneca España.

En la primera imagen, Antonio María Sáenz Aguado, consejero de Sanidad de Castilla y León, y Jordi Ramentoll, presidente de Farmaindustria. A la derecha, Javier Fernández-Lasquetty, consejero de Sanidad de Madrid, y Martín Sellés, presidente de Janssen España.

De izquierda a derecha: Concha Serrano, directora de Relaciones Institucionales de Amgen; Fernando Royo, director general de Genzyme; Emili Esteve, director del Departamento Técnico de Farmaindustria, y Regina Revilla, directora de Asebio.