Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:50
Miércoles, 04 de junio de 2014, a las 18:24
Redacción. Oviedo
El consejero de Sanidad, Faustino Blanco, ha puesto en valor este miércoles el proceso de traslado al nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo, y ha señalado que las incidencias registradas este martes, primer día de consultas externas, fueron “pequeñas” y quedaron todas subsanadas.

Faustino Blanco.

Además, y pese a las críticas de formaciones como Foro o PP, el dirigente regional ha defendido la plataforma informática con la que opera el complejo, denominada ‘Millenium’. “No nos está dando ningún problema”, ha manifestado.

También ha dicho que son falsas los argumentos que dicen que ‘Millenium’, de la empresa Cerner, no se puede comunicar con otros sistemas que hay en la sanidad asturiana, como Selene. De Foro Blanco ha dicho que cuando estuvo en el Gobierno tuvo la oportunidad de cambiar la plataforma ‘Millenium’ y no lo hizo, mientras que del PP ha atribuido sus críticas a una “pataleta” y ha dicho que hacen un flaco favor generando “incertidumbre”.

Lo cierto, según Blanco, es que el proceso del complejo traslado al nuevo HUCA se está desarrollando con normalidad y que las “leves incidencias” que pudieran registrarse se han podido resolver gracias al trabajo del personal y la colaboración de los ciudadanos. El trabajo de los gestores del cambio de ubicación, ha dicho, ha sido “magnífico”.

La fase final del traslado concluirá con el traslado de los pacientes más críticos, del 14 al 18 de junio. Para esa fecha, Blanco calcula que sean unas 200 personas las que haya que trasladar. Hoy hay unos 630. Se seguirán derivando pacientes a otros centros.