Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:50

Separar el financiador del gestor, asignatura pendiente en el SNS

Nadie cuestiona el sistema sanitario público, pero sí la forma de gobernarlo

Viernes, 25 de octubre de 2013, a las 11:54

Javier Barbado / Imagen: Miguel Ángel Escobar y Adrián Conde. Segovia
La posibilidad de gestionar mejor el Sistema Nacional de Salud (SNS) por medio de fórmulas innovadoras y con un rediseño del modelo global con evaluaciones periódicas de los directivos que no hagan depender su puesto del partido gobernante garantizarían el sostenimiento a corto y largo plazo de las prestaciones sanitarias, según han concluido el experto en gestión sanitaria y ex director general de Desarrrollo Corporativo en DKV Seguros, Luis Fidel Campoy, y el secretario general del PSOE en Segovia y diputado del Grupo Socialista en el Congreso, Juan Luis Gordo Pérez.

Campoy defiende la eficiencia de la gestión indirecta.

Gordo Pérez centra el debate en el modelo sanitario.

Ambos han debatido sobre este asunto en la primera sesión del 5º Encuentro Global de Directivos de la Salud, que ha congregado en Segovia a más de 70 gerentes y directivos de centros sanitarios. El foro ha sido organizado por Sanitaria 2000, grupo editor de Redacción Médica, y lo han patrocinado Abbvie, Dräger Medical, Elekta, Fresenius Medical Care, Gasmedi y Gilead. Asimismo, el Encuentro ha sido inaugurado por el presidente de Sanitaria 2000, José María Pino; el presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), Joaquín Estévez; y el gerente del Complejo Hospitalario de Segovia, Juan Carlos Risueño.

La disyuntiva entre gestión directa y mixta o público-privada de las organizaciones sanitarias, por un lado, y el cambio estructural del SNS, por otro, han copado por tanto esta primera sesión del Encuentro, que ha moderado la gerente del Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda de Madrid, María Codesido.

Gordo Pérez ha asegurado que, por el momento, “no hay evidencias” de que la gestión pública directa o la público-privada sean más o menos eficientes si se comparan: “Más que enfrentar una y otra, existe margen para hacer evaluaciones y para cumplir los contratos-programa, por ejemplo, y no basar la recuperación del sistema solamente en la colaboración público-privada”, ha señalado. Además, ha reivindicado la existencia de evaluadores imparciales que detecten las fórmulas de gobernanza más adecuadas en los centros.

Joaquín Estévez, presidente de Sedisa; José María Pino, presidente de Sanitaria 2000; y Juan Carlos Risueño, gerente del Complejo Hospitalario de Segovia, posan antes de inaugurar el 5º Encuentro Global de Directivos de la Salud.

Juan Luis Gordo Pérez, María Codesido y Fidel Campoy, protagonistas del "cara a cara" sobre gestión pública y privada.

De izq. a dcha.: Manuel Molina, director general de Seguimiento y Control de Centros Sanitarios de Gestión Indirecta de la Comunidad de Madrid; Joaquín Estévez; Eduardo Rodríguez, director general de Elekta; Mariano Guerrero, director de Planificación y Proyectos de Ribera Salud; y José Soto, gerente del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

“Desde fuera, mi visión es que hay margen para mejorar la gestión de los centros; con un recorrido limitado, eso sí”. “Es una gestión ‘inercia’ que requiere de un cambio de cultura de toda la organización, que siempre ha sido una prolongación de la función pública y afronta un cambio evolutivo en ese sentido”, ha sentenciado.

Por su parte, Campoy ha descartado que el modelo sanitario español “esté en cuestión”, ya que es un sistema de financiación pública que garantiza el acceso universal de los ciudadanos. Pero sí, en cambio, es cuestionable la gestión y su profesionalización, debate que se prolonga en el tiempo: “El sistema se gestiona como si fuera la propiedad de una familia, que es la del partido gobernante: he ahí la raíz del problema”.

Mónica Ausejo, Government Affairs Director en Gilead Sciences; María Codesido, gerente del Hospital Puerta de Hierro-Majadahonda de Madrid; y Rosa Bermejo, gerente del Hospital Infanta Sofía de esta última comunidad autónoma.

También ha destacado que “hay una necesidad de reformar el sector, y la colaboración público-privada es una manera de que el Estado garantice el acceso a las prestaciones sin ser el proveedor o gestor necesariamente. Se trata de un debate, pues, que debe basarse en evidencias y guiarse por el interés público. No se puede hacer colaboración público-privada sin un debate previo que demuestre su garantía”.

Campoy ha citado por tres veces el Informe Abril Martorell de 1991, y ha subrayado que una de sus principales recomendaciones residía, de hecho, en la separación entre financiador, proveedor y gestor de los servicios sanitarios públicos: “Debe otorgarse más autonomía a los centros regidos por gestión directa y replantearse el rol del Estado en el sector como están haciendo otras naciones como Suecia, ya que es necesario un reajuste muy importante de los presupuestos autonómicos, y todo ello con la alianza de los profesionales”, concluyó.

Declaraciones en la inauguración

El presidente de Sanitaria 2000, en su intervención, ha mencionado el “fulgurante crecimiento” de organizaciones como Sedisa, y ha agradecido al Comité Organizador del Encuentro y a las empresas patrocinadoras su labor. Por su parte, el presidente de Sedisa, Joaquín Estévez, también ha resaltado el trabajo de los organizadores y ha destacado la presencia, entre otras personalidades, de tres directores generales de la Comunidad de Madrid, dos gerentes de servicios autonómicos de salud (del Servicio Extremeño de Salud y del Sacyl) o el diputado socialista Gordo Pérez.

El director general de Sanitaria 2000, Ricardo López; Carlos Zarco, director médico del Hospital Moncloa; el gerente de este centro, Juan José Fernández Ramos; y José Antonio Moreno Ruiz, presidente de la consultora Ghisa.

Santiago Sevilla, subdirector de Seguimiento y Control de Centros Sanitarios de Gestión Indirecta de la Comunidad de Madrid; Miguel Ángel Rodríguez Santirso, director médico del Hospital Cruz Roja de Madrid; Manuel Martínez Vidal, jefe Servicio de Salud Laboral en la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid Miguel Ángel Andrés Molinero, gerente del Hospital de La Princesa de Madrid; y Félix Bravo, gerente del Hospital de la Fuenfría de esta misma autonomía.

Vista del auditorio del Encuentro, al que han asistido más de 70 directivos y gerentes de toda España.