Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 09:00

Implantar el euro por receta y el nuevo copago costó al CatSalut 659.000 euros

Los costes se centraron en la contratación de las adaptaciones necesarias a nivel informático para incluir los nuevos requisitos

Jueves, 09 de mayo de 2013, a las 13:41

Josep María Padrosa, director del Catasalut

Redacción. Barcelona
La implantación del euro por receta y del nuevo copago farmacéutico decretado por el Gobierno central le costó al Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) 230.300 y 428.700 euros, respectivamente, según consta en una respuesta parlamentaria de Boi Ruiz, consejero de Salud de Cataluña, a la diputada y exconsellera del PSC, Marina Geli.

Especifica que los costes se centraron en la contratación de las adaptaciones necesarias a nivel informático para incluir los nuevos requisitos. El euro por receta se implantó el 23 de junio (hasta que el Tribunal Constitucional lo anuló preventivamente en enero) y se cobró con carácter universal, a excepción de 127.000 personas y de aquellas que llegaron a un tope de 36 recetas. Mientras, el nuevo copago se extendió progresivamente entre los meses de julio y octubre.

La aplicación del euro por receta le permitió al CatSalut ingresar 49,96 millones de euros en el medio año que estuvo en vigor, mientras que el nuevo copago ha supuesto una aportación adicional por parte de la población de 76,46 millones de euros, según recoge la misma respuesta.

El euro por receta obtuvo la máxima recaudación durante el mes de agosto, con 9,1 millones de euros, mientras que en el caso del nuevo copago fue en enero, con 13,3 millones, dado que se puso en marcha por fases y no ha sido hasta los últimos meses cuando ha funcionado a pleno rendimiento.

Estas dos medidas, junto con otras instauradas anteriormente durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, han permitido al CatSalut rebajar su gasto en recetas hasta los 1.450 millones de euros durante 2012, una cifra similar a la de hace una década.

Adherencia a los tratamientos

En su respuesta parlamentaria, Boi Ruiz defiende que durante los meses previos a la implantación de las dos medidas se observó un "crecimiento de casi todos los grupos terapéuticos", lo que hace suponer que los ciudadanos acudieron a las farmacias antes de tener que pagar más. A pesar de ello, considera que la adherencia a los tratamientos no se ha visto comprometida, ya que fármacos para diabéticos, hipertensos y colesterol presentan una tendencia a la recuperación de los niveles de dispensación anteriores a las tasas.

Los medicamentos que sí se mantienen "significativamente por debajo de la situación de partida" son los medicamentos que Salud denomina 'a demanda', esto es, analgésicos, antiinflamatorios y antipiréticos.