15 nov 2018 | Actualizado: 17:50

Implantan en Palma el primer centro de investigación genómica

El director general de Salud y Consumo, Federico Sbert, destaca “la importancia de este tipo de acuerdos de investigación entre empresas privadas en tiempos difíciles”

Jueves, 15 de septiembre de 2011, a las 15:30

Redacción. Mallorca
La Policlínica Miramar de Palma acogerá la primera sede de la mayor red privada de institutos de investigación genómica (de los genes) y cirugía no invasiva de España que se irá forjando en los tres próximos años y que deriva de la alianza firmada entre los grupos Recoletas e Instituto Cartuja.

El director general de Salud y Consumo, Federico Sbert.

El presidente de Recoletas Grupo Hospitalario, Amando Rodríguez y el consejero delegado de Instituto Cartuja Corporación, Rafael Pérez han firmado hoy en Palma el acuerdo marco de colaboración por el que ambas entidades se convierten en socios tecnológico, según han informado en un comunicado.

El director general de Salud y Consumo, Federico Sbert, ha destacado durante la firma "la importancia de este tipo de acuerdos de investigación entre empresas privadas en tiempos difíciles", lo que da "un plus de mejora y de la calidad para los pacientes y de ahorro" en la sanidad.

El acuerdo supone un paso adelante por parte de ambas instituciones para consolidarse como referentes de I+D+i en el ámbito de la medicina personalizada en España.

La medicina personalizada, en la que juega un papel fundamental la medicina genómica, se orienta a conocer y pronosticar qué tipo de enfermedades hereditarias puede desarrollar un paciente y cuándo, mediante la información contenida en los genes, con objeto de ir aplicando tratamientos preventivos.

Los avances en la secuenciación de los genes en las dos últimas décadas y su aplicación a la medicina, con una progresiva bajada en los precios, se consideran la base de la medicina del futuro, al permitir conocer el origen de las dolencias y adelantarse en dar un tratamiento adecuado a un gran número de enfermedades raras o desconocidas, que pueden tener su origen en alteraciones genéticas.

Este tipo de tratamientos mejoran además la eficiencia terapéutica al partir de un conocimiento detallado de las condiciones individuales de cada persona, según destaca la nota.

Con el acuerdo, Instituto Cartuja Corporación, a través de su filial Cambrix, ayudará a crear y desarrollar institutos de investigación genómica en los nueve hospitales y dos policlínicas de Recoletas Grupo Hospitalario en Madrid, Castilla León, Castilla-la Mancha, Baleares y Cantabria, dando lugar a la mayor red de centros privados de medicina personalizada del país.

En virtud del convenio, los centros de Recoletas también implantarán una tecnología de cirugía no invasiva, MRgFUS, un tratamiento mediante ultrasonidos enfocados, guiados por resonancia magnética, desarrollado por GE Healthcare e InSightec.

La Policlínica Miramar de Palma será el segundo centro de España que aplique esta tecnología. En la actualidad, esta tecnología se aplica en oncología para el tratamiento paliativo de metástasis óseas y en ginecología para tratar fibromas uterinos y adenomiosis y tiene las ventajas de evitar la hospitalización y el uso de radiación y preservar la fertilidad.

La policlínica Miramar será la primera en la que comience a aplicarse el acuerdo que posteriormente se irá implantando en el resto de centros hospitalarios, comenzando en la península por el Hospital Campo Grande, de Valladolid.