Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:35

Vilardell receta reformas para evitar conflictos de intereses en la sanidad

Admite que probablemente son necesarios nuevos mecanismos de control y de rendición de cuentas

Lunes, 29 de julio de 2013, a las 12:54

Miquel Vilardell, presidente del COMB

Redacción. Barcelona
El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB), Miquel Vilardell, ha recetado este lunes reformas legislativas y una "transparencia absoluta" para evitar conflictos de intereses entre el sector público y privado en la gestión de la sanidad catalana.

En una comparecencia en el Parlament en calidad de experto en la comisión que investiga la gestión sanitaria, Vilardell ha admitido que probablemente son necesarios nuevos mecanismos de control y de rendición de cuentas para "que todos sepan quiénes son en cada momento", en una intervención en la que ha reiterado su defensa del sistema sanitario público.

"La regulación de los conflictos de interés pasa por acordarlos, explicitarlos y firmarlos", ha evidenciado el presidente del COMB, por lo que ha recomendado a los diputados del Parlament que hagan los cambios legislativos que estimen oportunos para mejorar un modelo que, pese al riesgo de someterlo a más recortes, mantiene un alto nivel de confianza por parte de los ciudadanos y unos buenos resultados en salud.

Vilardell ha insistido en que "todo el mundo" sabe cómo solucionar el conflicto de intereses, y ha apostado porque la ley sea capaz de fijar que nadie que esté en la sanidad privada pueda tomar decisiones directivas en la pública, en una referencia al expresidente de Instituto Catalán de la Salud (ICS) y consejero del grupo privado USP Hospitales, Josep Prat.

En todo caso, ha considerado que la cohabitación de la sanidad pública y privada "evidentemente crea problemas, pero también riqueza", por lo que ha mostrado su satisfacción con el modelo actual, al recordar que nunca ha estado en cuestión, y fijando como límite irrenunciable para los médicos que el sistema siempre sea público, de acceso universal y equitativo en las prestaciones que ofrece, independientemente de la forma de gestión.

El presidente del COMB, más allá de una mejor regulación del régimen de incompatibilidades --responsabilidad de los diputados, ha remarcado--, ha pedido también que los concursos públicos se hagan "con luz y taquígrafos" y se informe puntualmente de los candidatos y de las resoluciones, así como una agencia de calidad que sea independiente del Govern.

Dicha agencia, la actual Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (Aquas), más allá de publicar los resultados en salud, podría servir también para reducir la variabilidad clínica, decidir la introducción o exclusión de prestaciones en la cartera de servicios y elaborar guías con recomendaciones, entre otras, por lo que ha insistido en la importancia de su independencia política --la Aquas es pionera en España en publicación de resultados--.

En la gestión sanitaria, "afán de lucro cuanto menos mejor", ha añadido Vilardell, quien también ha apostado por una mayor autonomía de los profesionales y más coordinación entre niveles asistenciales, en una comparecencia en la que también ha admitido que los casos que investigan los juzgados provocan una pérdida de confianza en el modelo por parte de la ciudadanía.