22 nov 2018 | Actualizado: 12:00
Miércoles, 09 de noviembre de 2011, a las 17:29

EL CAFÉ DE REDACCIÓN MÉDICA
IGNACIO AYERDI, PRESIDENTE DE PHILIPS IBÉRICA Y PHILIPS CUIDADO DE LA SALUD
“Si no hay una financiación extra, la calidad del sistema sanitario va a empeorar a corto plazo”

La crisis, las dificultades para el cobro o las estrategias de la compañía para el futuro son algunos de los temas sobre los que aporta su visión

“De esta crisis no se puede salir sin hacer la transformación del Sistema Nacional de Salud de la que se habla desde hace tiempo”

“Hay tecnología en los hospitales que está en un grado de obsolescencia manifiesta y creo que alguien con un criterio independiente como una agencia de evaluación debería también llamar la atención sobre esto”

Apuesta porque las empresas de tecnología se conviertan en socios del sistema, no en simples proveedores

Ricardo Martínez / Enrique Pita. Imagen: Diego S. Villasante / Pablo Eguizábal. Madrid
Presidente de Philips Ibérica, Ignacio Ayerdi es, desde hace años, el responsable de la división de Cuidados de la Salud de la compañía holandesa en España. Así, desde su posición de observador y agente implicado en el sector, Ayerdi analiza con Redacción Médica la situación actual del sistema sanitario español en su vertiente más tecnológica. La crisis, las dificultades para el cobro o las estrategias de la compañía para el futuro son algunos de los temas sobre los que el presidente de Philips en España aporta su visión.

Ignacio Ayerdi.

Estamos casi a final de año y supongo que se puede hacer ya una valoración de este curso

Efectivamente estamos barajando ya las últimas expectativas de cara a fin de año. El escenario con el que trabajamos es que en el área de Cuidados de la Salud bajaremos como máximo un 5 por ciento en relación con la cifra de negocio que hicimos en el año 2010, algo que estaría razonablemente bien. Creo que el mercado ha bajado en torno al diez por ciento, lo que quiere decir que habríamos defendido bien nuestra posición.

¿El escenario de crisis ha obligado a Philips Cuidado de la Salud a reorientar el negocio de alguna manera?

El compromiso que tenemos es reorientar estratégicamente la compañía con más foco todavía en el área de Cuidado de la Salud. Somos conscientes de la crisis importante que hay en el mercado español pero también vemos oportunidades. Por tanto, la transformación que estamos haciendo no es una reestructuración de recursos, tenemos el compromiso de Holanda de no tomar medidas en esa dirección ya que entienden que es una situación coyuntural y que ahora más que nunca el Sistema Nacional de Salud necesita de todos los agentes para ayudar en su transformación.

De esta crisis no se puede salir sin aprovechar para hacer la transformación de la que se viene hablando desde hace mucho tiempo y que se ha venido posponiendo porque la situación era buena. Pero ahora ya es inevitable y eso le va a dar la oportunidad al sector de jugar un papel importante.

¿El sector Cuidado de la Salud es una prioridad para Philips tanto en el ámbito internacional como en el mercado español?

Absolutamente. Ahora mismo, con los datos que se han publicado al término del tercer trimestre del año 2011, el sector Healthcare (como se llama internacionalmente el sector Cuidado de la Salud) representa el 39 por ciento de toda la actividad de Philips. Esto supone un cambio espectacular, porque hace una década representaba escasamente un 5 por ciento de la actividad de la compañía.

En España somos un poco menos, en torno a un tercio del volumen total. Quizá esto refleja que España gasta menos en Sanidad que otros países del entorno europeo. Pero el sector sí que tiene mucho peso y la expectativa es que vaya a jugar un papel importante.

“El SNS necesita de todos los agentes para ayudar a su transformación”.

“La deuda es una carga demasiado pesada para las farmacéuticas y las empresas de tecnología”.

¿Se puede llegar en España a un 40 por ciento? ¿Hay algún objetivo, alguna cifra a alcanzar?

Creo que sí se puede alcanzar. La política de inversiones se va a ratificar y se va a seguir trabajando en los mismos sectores que hasta ahora: Cuidado de la Salud, Consumo y Estilo de Vida y el sector de Alumbrado. Si nos fijamos en la trayectoria de los últimos años, la inversión en adquisiciones ha estado claramente a favor del sector salud, y entendemos que, sin infravalorar los otros sectores, probablemente el recorrido de este sector sea mayor que los otros.

Tanto el sector de la tecnología como la industria farmacéutica se quejan, y en los últimos meses con más ahínco, de los impagos, las deudas, que las administraciones no tienen dinero para hacer frente a los pagos con retrasos incluso superiores a un año. ¿Cómo ve este problema Philips?

Es una preocupación importante para la compañía en España, pero también internacionalmente. Y es que como España está saliendo en los medios internacionales por los problemas del déficit, aún tenemos más foco.

Ignacio Ayerdi, en el centro, durante la entrevista que le realizaron el director general de Sanitaria 2000, Ricardo López (derecha), y dos redactores de Redacción Médica, Ricardo Martínes (izquierda) y Enrique Pita.

Creo que es el reflejo de una situación de infrafinanciación que tiene el Sistema Nacional de Salud, lo que hace que el déficit reconocido sea de 15.000 millones de euros. Una parte importante de ese décifit, unos 9.000 millones, está soportado por los proveedores de Farmaindustria y de Tecnología Sanitaria, y creo que es una carga demasiado pesada para que la soporten dos sectores, y que además puede tener consecuencias en su política de inversiones en nuestro país, con lo podemos llegar a un resultado peor del que tenemos ahora.

Cualquiera que sea el gobierno que salga de las próximas elecciones conoce muy bien este problema y al margen de que haya que tomar medidas de contención de costes o se aborde un proceso de transformación de la Sanidad en el que todo el mundo coincide, cualquiera de estos dos escenarios va a ser insuficiente para resolver el problema.

Por ejemplo, el PP cree que su política acelerará el crecimiento de la economía española y eso permitirá poner más recursos en Sanidad, pero siendo realistas no veo fácil que en uno o dos años se logre esa recuperación económica, como tampoco es factible que en uno o dos años consigamos una transformación radical del sistema. Por tanto, creo que debería haber un cierto pacto de Estado para hacer una política de choque que cubra ese déficit y que libere el peso que están soportando los proveedores sanitarios.

Lea la entrevista completa