Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 19:20

Ifimav y la Universidad de Cantabria lideran la presencia española en una investigación europea sobre psicosis

El objetivo es avanzar en el diagnóstico, el tratamiento y el pronóstico de la enfermedad

Miércoles, 25 de diciembre de 2013, a las 17:38
Redacción. Santander
El grupo de Investigación en Psiquiatría del Instituto de Formación e Investigación Marqués de Valdecilla (Ifimav) y de la Universidad de Cantabria (UC) va a liderar la participación española en el proyecto europeo Psyscan, cuyo objetivo es avanzar en el diagnóstico, el tratamiento y el pronóstico de las psicosis a través del análisis de imágenes de resonancia magnética (RM).

El proyecto del VII Programa Marco Psyscan, que se iniciará en 2014, tendrá una duración de seis años y será financiado por la Comisión Europea con 6 millones de euros, aunque su coste se calcula en unos 8 millones, según ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

El proyecto internacional Psyscan estará liderado por el King's College London-Institute of Psychiatry (Reino Unido) y en él van a participar 11 centros de investigación, las universidades de Cambridge, Utrecht, Edimburgo y Melbourne, entre otras, además de empresas privadas. Por su parte, España estará representada a través del Centro de Investigación Biomédica en Red en el Área de Salud Mental (Cibersam), consorcio del Instituto de Salud Carlos III al que pertenece el Grupo de Investigación en Psiquiatría de Ifimav/UC, que dirige Benedicto Crespo-Facorro, psiquiatra del Hospital Valdecilla y profesor titular de la Universidad de Cantabria. La misión del grupo cántabro consistirá en desarrollar nuevas herramientas de neuroimagen y verificar su utilidad en la clínica.

El fin de este proyecto es establecer un método de análisis de las imágenes del sistema nervioso central obtenidas mediante resonancia magnética que permita clasificar a los pacientes con psicosis (esquizofrenia) y así aplicar criterios de tratamiento farmacológico y psicoterapéutico más específicos. Aunque la resonancia magnética ha tenido siempre una gran trascendencia en la investigación de las bases biológicas de la esquizofrenia, hasta el momento no ha podido establecerse ningún parámetro que contribuya a tomar decisiones en relación con el diagnóstico, el tratamiento y el pronóstico de los enfermos. Gracias a este proyecto, para el que se reclutará a un gran número de pacientes, podrán estudiarse características demográficas, genéticas, inmunológicas, metabólicas, cognitivas y de imagen que se compararán con las de individuos sanos.