16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Ifimav e IFC se unen contra el cáncer de piel

La empresa cántabra aporta 25.000 euros durante un año al grupo de `Ciclo celular y cáncer', que dirige Alberto Gandarillas

Domingo, 24 de noviembre de 2013, a las 18:21
Redacción. Santander
El grupo de investigación `Ciclo celular, determinación de células madre y cáncer' del Ifimav ha suscrito un convenio de colaboración con Industrial Farmacéutica Cantabria (IFC) para estudiar cómo se defiende la piel frente al sol y el envejecimiento y su respuesta a los compuestos cosméticos y terapéuticos que comercializa esta empresa.

Alberto Garandillas coordina el grupo de investigación.

El hecho de que este grupo sea uno de los pocos de España que trabaja con un modelo ex vivo de células cutáneas lo convierte en el socio ideal para llevar a cabo este tipo de investigaciones. El modelo ex vivo consiste en la utilización de biopsias cutáneas y de células madre de la piel, mantenidas en el laboratorio para someterlas a la acción de agentes externos (luz ultravioleta) y a los compuestos que se quieran probar (fotoprotectores, cremas antienvejecimiento).

"Se trata de un modelo muy fisiológico -explica el líder del grupo Ifimav, Alberto Gandarillas-, ya que podemos estudiar los efectos de estos productos en células o incluso en muestras de piel completa obtenidas solo unos días antes, de forma que reproducen con gran fidelidad cómo se comporta la epidermis in vivo".

La posibilidad de cultivar y tratar queratinocitos primarios en el laboratorio y estudiar su respuesta a los agentes externos es lo distintivo de este grupo y lo que ha despertado el interés de IFC, empresa de origen cántabro dedicada a la investigación, producción y comercialización de productos farmacéuticos, cosméticos y nutricéuticos, con delegaciones en varios países, y que invertirá 25.000 euros en un año en el laboratorio que dirige Alberto Gandarillas.

Se trata de un ejemplo de colaboración entre la empresa privada y la investigación pública de Cantabria basada en la coincidencia de objetivos, ya que dos de las principales líneas de comercialización de IFC, fotoprotección y antiedad, corren paralelas a algunos de los estudios del grupo IFIMAV: los efectos sobre las células cutáneas de la luz ultravioleta -la primera causa del cáncer de piel- y los mecanismos implicados en el envejecimiento de los queratinocitos.