Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

IDCsalud Hospital Ciudad Real, único centro privado con cirugía urológica laparoscópica

En su primer año de funcionamiento ha realizado siete intervenciones de alta complejidad

Viernes, 06 de marzo de 2015, a las 11:46
Redacción. Ciudad Real
La Unidad de Cirugía Urológica por laparoscopia de IDCsalud Hospital Ciudad Real, dirigida por Manuel Pérez Utri, es la única de estas características que existe en un centro privado en toda comunidad. La cirugía laparoscópica supone uno de los grandes avances de la cirugía en los últimos años que permite realizar las mismas intervenciones que en cirugía abierta evitando grandes incisiones, por lo que se consigue que las intervenciones quirúrgicas sean menos agresivas con los mismos resultados oncológicos y funcionales pero con una precoz incorporación del paciente a su vida habitual.

En general, las ventajas que aporta la cirugía laparoscópica en relación con la cirugía abierta se centran en una serie de beneficios para el paciente: menor estancia hospitalaria, menor pérdida de sangre significativa, retirada más temprana del catéter, mínimo requerimiento de fármacos contra el dolor tras la intervención, retorno más precoz a la actividad diaria y mejores resultados plásticos.

Durante sus primeros ocho meses de funcionamiento, la Unidad de Cirugía Urológica Laparoscópica de idcsalud Hospital Ciudad Real, ha realizado un total de siete intervenciones de alta complejidad. En opinión de Pérez Utrilla la incorporación de la cirugía laparoscópica "nos ha permitido convertirnos en el Centro privado de referencia para toda la región, ofreciendo una atención de la máxima calidad y reduciendo los tiempos de estancia hospitalaria y recuperación postquirúrgica".

Otra de las recientes incorporaciones a la cartera de servicios de Urología del hospital IDCsalud de Ciudad Real ha sido la ureteroscopia con litotricia láser, que permite el tratamiento de litiasis renales y ureterales complejas. Esta técnica consiste en la introducción de una cámara en la vía urinaria hasta alcanzar la litiasis renal o ureteral y fragmentarla con ayuda de un láser de Holmio. Aporta grandes ventajas frente a la litotricia con ultrasonidos como son conseguir en una única sesión eliminar el cálculo y evitar la posterior expulsión espontánea de los fragmentos, así como no precisar catéteres ureterales en la mayoría de las ocasiones.