Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:20

IDCsalud Hospital Ciudad Real, pionero en una técnica para tratar el carcinoma peritoneal

Resulta más eficaz porque mantiene una temperatura intrabdominal constante y consigue dosis efectivas con menor cantidad de medicamento

Jueves, 26 de febrero de 2015, a las 12:23
Redacción. Ciudad Real
IDCsalud Hospital Ciudad Real ha realizado con éxito el primer tratamiento de carcinomatosis peritoneal con quimiohipertermia intraperitoneal cerrada, una nueva opción terapéutica que permite aplicar la quimioterapia directamente en la zona del peritoneo con el abdomen cerrado, mejorando la eficacia del tratamiento.

David Padilla, de IDCsalud Hospital de Ciudad Real, ha señalado que “la administración intraperitoneal de los fármacos facilita la penetración del fármaco en los tejidos, mejorando el efecto de la quimioterapia sobre las células tumorales y consiguiendo unas mejores tasas de supervivencia. Además, conseguimos dosis efectivas con una menor cantidad de medicamento, lo que reduce los efectos secundarios de manera significativa.”.

Por su parte,  Juan Villarejo, especialista en este procedimiento, ha destacado que “la técnica cerrada evita las pérdidas de calor que conlleva la exposición total de la cavidad abdominal, consiguiendo así temperaturas intraabdominales más constantes y homogéneas, lo que implica una mayor eficacia y mayor beneficio terapéutico”.

La carcinomatosis peritoneal es un tipo de tumor masivo que afecta al área del peritoneo y el resto de estructuras abdominales. Su tratamiento resulta muy complejo, ya que la quimioterapia habitual por vía intravenosa no puede atravesar la barrera del peritoneo y, por tanto, resulta inefectiva en este tipo de tumores. Los pacientes con este tipo de tumor presentaban una supervivencia media de 6 meses, y se les aplicaba únicamente tratamientos de índole paliativa.

El tratamiento con quimiohipertermina peritoneal consiste en la administración de fármacos directamente en el interior de la zona del peritoneo, para que el fármaco actúe directamente sobre los tumores peritoneales. Hasta la aplicación de la técnica cerrada, el procedimiento se llevaba a cabo con el abdomen del paciente abierto (técnica coliseo), distribuyendo manualmente la quimioterapia en el interior de la cavidad abdominal y aspirando la solución restante antes de proceder a cerrar al paciente. 

La técnica cerrada es la opción terapéutica de elección para administración de quimiohipertermina peritoneal en el tratamiento de la carcinomatosis en Estados Unidos, según un documento de consenso publicado en 2014. Además con esta técnica se evita la emisión de vapores tóxicos que pueden perjudicar tanto al paciente como al personal médico, así como los posibles vertidos y otro tipo de contaminación en quirófano.