Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:20

Herrerías: “No parece que el proyecto de troncalidad sea prioritario para el Ministerio”

El presidente de la Comisión Nacional de Aparato Digestivo espera que sean reconocidos tres años de formación específica para esta especialidad y pide prudencia hasta que se conozca el proyecto

Jueves, 05 de mayo de 2011, a las 11:09
María Márquez. Madrid
El proyecto del real decreto de la troncalidad tiene en vilo a los presidentes de las comisiones nacionales de las especialidades. En el caso de Juan Manuel Herrerías, que ostenta este cargo en la de Aparato Digestivo, la expectación le acompaña desde hace más de un lustro, cuando fue convocado por la ex ministra Elena Salgado para integrar un “grupo de troncalidad”, que elaboró el germen del texto que actualmente examinan en las consejerías. Herrerías pide un año más de la formación específica que se le atribuyó a su especialidad y, pese a que es un mal común a la mayoría de disciplinas, tiene “esperanzas” de que se escuche su petición y Aparato Digestivo cuente con un total de cinco años formativos. Es prudente con sus valoraciones pero critica que el proceso “está parado” porque, según él, “no parece que sea prioritario para el Ministerio”.

Incertidumbre ante la opinión de las consejerías

Juan Manuel Herrerías.

“Nadie sabe ahora mismo cómo está el proyecto de real decreto”, sentencia Juan Manuel Herrerías. Y él mejor que nadie sabe lo que es esperar dada su participación en el mencionado grupo convocado por Elena Salgado, que dio cabida “a presidentes de comisiones nacionales, expertos, médicos, cirujanos y comunidades autónomas” que en su momento intentaron aunar posturas sobre un texto que encontró discrepancias en el seno autonómico. Sin embargo, Herrerías llama a la calma y asegura que “hay que esperar para ver qué propone finalmente el Ministerio”.

Confiado en que la patología digestiva contará con tres años de formación específica, apunta que si finalmente se queda en dos como se ha propuesto en un principio provocará que los profesionales “sean más versátiles pero pierdan formación”.