Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:00

Hernández: “Certificamos si cada centro cumple los requisitos para funcionar”

Echániz aprueba esta semana la Orden que da pie al Plan de Inspección de 2013

Lunes, 22 de abril de 2013, a las 18:20

Javier Barbado. Madrid
El primer paso para que una organización sanitaria funcione con normalidad reside en que cumpla los requisitos mínimos obligatorios que debió acreditar en su día para ponerse en marcha. En Castilla-La Mancha, el año pasado se llevaron a cabo casi 2.000 inspecciones en todos los centros sanitarios de la región, y, a partir de esta actividad verificadora, se abrieron 30 expedientes sancionadores, de los cuales 15 fueron en centros sociales, 14 en farmacéuticos y apenas uno en una entidad asistencial. Esta semana se aprueba la Orden específica que da pie al Plan de Inspección de 2013, cuyo cometido consiste en garantizar la calidad y seguridad estructurales y funcionales de los organismos sanitarios manchegos.

Javier Hernández, director general de Calidad, Planificación, Ordenación e Inspección de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha.

¿Cuándo se va llevar a cabo el Plan de Inspección?

Esta semana saldrá la Orden con el Plan de Inspección de 2013. Las inspecciones que llevamos a cabo en la Comunidad se organizan por planes anuales aprobados por medio de Orden por parte del consejero [de Sanidad y Asuntos Sociales, José Ignacio Echániz]. En 2012 se hicieron 1.989 inspecciones en todos los centros de las cinco provincias de la región.

Se llevan a cabo en toda clase de centro sanitarios (clínicas, residencias, farmacias…), ¿no es así?

Claro: eso es. Hay tres grandes bloques: establecimiento sanitarios, farmacéuticos y centro sociales (residencias de mayores, de discapacitados, Centros de Día, etc.). En el primero, se incluyen tanto consultas como hospitales.

¿Todos los centros del Sescam?

No solo del Sescam. La totalidad de los centros sanitarios [de Castilla-La Mancha] es susceptible de ser inspeccionado. Hablamos de número de inspecciones [1.989], no de centros

¿Qué es objeto de la inspección?

Todos los centros sanitarios precisan de una autorización para estar en funcionamiento. El objeto de las inspecciones reside en comprobar que se mantienen las condiciones que dieron lugar a la autorización.

Eso con carácter general. En otras ocasiones, el programa es más específico. En el Plan de Inspección existen varios programas, de modo que lo hay orientados a revisar algún aspecto en concreto. Así, por ejemplo, el año pasado, con motivo del caso de las prótesis PIP (de actualidad al salir el juicio), se llevaron a cabo inspecciones de todos los centros donde pudieran haberse implantado esas prótesis. Las [inspecciones] de carácter general, lo que revisan es si se siguen cumpliendo en cada centro los requisitos que se le exigieron en su momento para poder funcionar.

Los certificados de calidad y de gestión de cada centro, ¿también son evaluados por ustedes?

No. Ese tipo de certificados tiene que ver más con la gestión de la calidad del centro, y es algo diferente de las inspecciones sanitarias, que están más vinculadas a la estructura de la organización y a sus condiciones de autorización. Son distintos pasos en la verificación o auditoría de un centro. La autoridad sanitaria verifica, en un primer momento, si cumple las condiciones de competencia para poder ser autorizado, y, en segundo lugar, lleva a cabo un seguimiento de estas condiciones.

Si algún centro u hospital no reúne esas condiciones, ¿qué medidas se toman?

En principio, se adoptan medidas correctoras por medio de un acuerdo con el titular del centro. [El inspector] acude a indicarle al propietario (cuando se trata de un centro privado) cuáles son las medidas correctoras con el fin de que se cumplan. Cuando se trate de desviaciones importantes –o se aprecie que, efectivamente, hay alguna infracción–, se puede iniciar un expediente sancionador. Por lo tanto, una inspección puede terminar, o no, con el inicio por parte del inspector de un expediente sancionador.

En cuanto al tipo de sanción, dependerá de la infracción que se ha realizado, lógicamente (existe una graduación desde leves a muy graves).

¿A cuántos funcionarios se moviliza para este plan de 2013?

La inspección sanitaria está organizada en Servicios Periféricos de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales. El conjunto de inspectores (incluyendo a los que pertenecen a los Servicios Centrales) suman más de 80 personas compuestas por farmacéuticos, médicos, personal funcionario y técnico de la Consejería, etc.

¿Hablamos de la misma dotación de personal para el plan que en 2012?

Sí. Más o menos hablamos de las mismas dotaciones de plantilla.