Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:50

“El médico murciano ha perdido 1.200 euros cada mes”

El Consejo de la Profesión Médica solicita una entrevista con Ramón Luis Valcárcel

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Javier Barbado. Madrid
El médico murciano ha visto rebajado su salario el último año por partida doble, ya que a las medidas anticrisis del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero se han sumado las del presidido en la Región de Murcia por Ramón Luis Valcárcel, y, más en concreto, por la consejera de Sanidad y Consumo, María Ángeles Palacios, tras dar luz verde a la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas en la región. De ahí la reunión “urgente y extraordinaria” convocada este lunes por el Consejo de la Profesión Médica, órgano que aglutina al Colegio de Médicos autonómico, el Sindicato Médico de Murcia, las sociedades médico-científicas, la Facultad de Medicina e incluso los estudiantes de la carrera. El entrevistado, que encabeza el primero de los organismos, señala la reducción del sueldo y la supresión de la formación continuada del médico en horario laboral como las principales razones que justifican el comunicado enviado a los medios por el Consejo, donde se reivindica “un nuevo modelo de gestión eficiente con participación real de los profesionales sanitarios”; se deja claro el “profundo rechazo” a la normativa recién aprobada; se solicita “la apertura inmediata de una negociación con los representantes de los médicos”; y se expresa el deseo de entrevistarse con el presidente de la comunidad autónoma.

Rodolfo Castillo, presidente del Colegio de Médicos de Murcia y miembro del Consejo de la Profesión Médica autonómico.

El Consejo centra su crítica a la ley autonómica para la sostenibilidad de las finanzas públicas en el drástico recorte del sueldo del médico murciano. ¿Puede ponerme un ejemplo de cómo le afectan las medidas al bolsillo de un profesional medio de la Medicina en Murcia?

Pongamos el ejemplo de un médico medio, con unos servicios prestados y una antigüedad medios… Mientras que a un profesor de instituto le quitan 75 euros al mes, al médico en cuestión le quitan 500. Ésa es la mayor diferencia.

Luego hay otra diferencia –que no viene expresada en el comunicado–, y es que nos quitan la formación continuada del médico a cuenta de la empresa, es decir, en horario laboral. Eso, a fin de cuentas, nos preocupa como médicos, ya que ahora, de manera radical, tendríamos que financiarnos por nuestra cuenta la toda la formación para poder estar al día en la atención de los pacientes. La formación es algo muy importante y que el médico tiene en muy alta consideración.

¿Dejan de subvencionar la formación continuada del médico?

Sí. Más que dejar de subvencionarlo, antes estaba incluido en el horario laboral, y ahora está excluido: si uno se quiere formar, ha de hacerlo en su tiempo libre.

En el comunicado, hablan de un nuevo modelo de gestión eficiente. ¿Qué proponen?

Un modelo en el que las unidades clínicas sean capaces de manejar recursos. Por ejemplo, una unidad clínica “x” (tal vez un centro de salud) con una disponibilidad presupuestaria anual, y que la gestión esté unida a la clínica, y ya se preocupará esa unidad de ajustarse al presupuesto asignado e incluso de generar no beneficios, pero sí una contención de los gastos.

Es decir, un modelo basado en unidades de gestión clínica con cierta autonomía…

Que tengan autonomía de gestión, evidentemente.

Eso no se da ahora mismo, supongo.

Eso es algo que no ha sucedido nunca. Entre otras cosas porque, en los sucedáneos que ha habido hasta ahora, si se ajustaban a un presupuesto no obtenían ningún beneficio, y si se pasaban del presupuesto o generaban déficit, tampoco sufrían penalización: los famosos contratos de gestión, que no sirven absolutamente para nada.

¿De qué manera dotaría usted de autonomía a las unidades clínicas?

Hablando con los profesionales. De todas las administraciones, la nuestra no es distinta y pergeña todo clase de reglamentación de espaldas al profesional, sin contar con él, que es quien lo va a realizar. En el caso de esta ley, no sé quién lo sabría dentro de la Administración, pero los profesionales, el día anterior a su aprobación, no sabíamos absolutamente nada.

La consejera de Sanidad y Consumo, María Ángeles Palacios, atribuye las medidas a la crisis económica e incluso a los recortes que ya ha sufrido la comunidad autónoma por parte del Gobierno central. ¿Cree que echa balones fuera?

Yo entiendo que ella haya tenido que utilizar argumentos para defenderse, pero los recortes del Gobierno central fueron hace unos cuantos meses; incidieron, de nuevo, en los funcionarios y en los médicos, y, evidentemente, ahora han hecho lo mismo pero con los de aquí, de modo que un Gobierno de distinto signo ha tomado las mismas medidas que el otro.

O sea, que al recorte en el sueldo del Ejecutivo central se suma ahora el del Gobierno autonómico.

Claro, claro. Estimamos que, en el primer año, hemos perdido entre 1.000 y 1.200 euros mensuales en nuestras nónimas.

¿Van a solicitar, según dicen en el escrito, una cita con Ramón Luis Valcárcel, el presidente autonómico?

Sí, ya lo hemos hecho.

¿Han obtenido respuesta?

Hombre, todavía es pronto, pero, tan caldeado como está el asunto, imagino que no tardará mucho en hacerlo. Queremos poder hablar las cosas cara a cara, para que no se convierta en un cruce de declaraciones en los medios de comunicación, sino en un despacho, como lo hacen las personas de bien.

Por otra parte, queremos saber si nos puede informar sobre el desarrollo de la ley, porque, claro, esta ley ahora hay que aplicarla, y hay que dictar instrucciones a distintas unidades, direcciones y gerencias y ver cómo quedan los profesionales de base, los que tienen turnos de tarde, los que hacen guardias, los que trabajan los sábados… porque en cada uno repercutirá de manera diferente.

Representantes del Consejo de la Profesión Médica autonómico, en la reunión de este lunes.

Comisiones Obreras (CCOO) ha criticado que ustedes, el Consejo, se “autoproclamen” en elemento negociador para con la Administración (les parece una “temeridad”). ¿Cuál es su respuesta?

Efectivamente, entiendo que les parezca una temeridad, porque todo lo que a las centrales sindicales les huele a profesionalismo, les parece mal, lógicamente. Pero es que con nosotros no se va a negociar. Con el Consejo no se va a negociar. El Consejo de la Profesión Médica de la Región de Murcia todavía no es un elemento que, jurídicamente, esté capacitado para negociar. Se negociará con los representantes legales de los médicos en la Mesa de negociación, que, en este caso, es el Sindicato de Médicos.

Tal vez sea un malentendido por lo que se dice en el comunicado.

Nosotros pedimos una negociación directa con los médicos, y nos referimos al sindicato de médicos.

¿En ningún caso al Consejo?

Nuestra intención en el futuro, como Consejo, es que adquiera capacidad jurídica para la negociación colectiva de nuestros médicos. Todavía no la tenemos porque la ley no nos lo permite, pero pretendemos que la Ley de de Empleado Público, que aún no se ha desarrollado en las comunidades autónomas, nos permita, como colectivo, no privilegiado pero sí específico, tener unas posiciones específicas de negociación.