Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 19:20

“Hemos demostrado que se puede gestionar la crisis sin recortar en Sanidad”

La consejera pone en valor las obras en ejecución o previstas para hacer ver a quienes acusan al PP de recortar y desmantelar el sistema sanitario

Viernes, 20 de junio de 2014, a las 17:28
Redacción. Santander
La vicepresidenta y consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha asegurado este viernes que la sanidad es la "prioridad política y presupuestaria" del Gobierno de Ignacio Diego, que pese a la crisis ha conseguido mantener "intactos" todos los recursos y servicios, y en algunos casos ampliarlos. "Hemos demostrado que se puede gestionar la crisis sin descapitalizar la sanidad, sin recortar en sanidad", ha subrayado.

María José Sáenz de Buruaga.

Buruaga ha realizado estas afirmaciones durante su intervención en el Foro Ser Cantabria, donde ha puesto en valor las obras en ejecución o previstas en los hospitales comarcales de Laredo y Sierrallana, para hacer ver a quienes acusan al Partido Popular de "recortar y desmantelar la sanidad" que ningún gobierno hace inversiones de este calado "en hospitales comarcales en los que no cree o que pretende desmantelar".

Entre ellas ha citado la reforma integral de la cocina del hospital de Laredo, el nuevo servicio de urgencias pediátricas en Sierrallana o la redacción del proyecto de la nueva unidad de digestivo para el comarcal de Torrelavega, con un presupuesto de un millón de euros y la previsión de iniciar las obras a comienzo de año.

Asimismo, ha reiterado que el proyecto para los laboratorios de los hospitales no es de "centralización" sino de "integración". "No vamos a desmantelar ningún hospital, ni a centralizar servicios en Valdecilla, no vamos a cerrar laboratorios ni a desplazar pacientes, y no vamos a amortizar ni un solo puesto de trabajo", ha asegurado la vicepresidenta, para concluir que "los que se manifiestan" contra este proyecto "lo hacen contra la nada".

La consejera ha defendido que el Gobierno del PP ha conseguido hacer "sostenible" la sanidad preservando el servicio público, universal y gratuito, pese a "la situación crítica que heredamos" y los tiempos "duros y exigentes" que le ha tocado gestionar, tres años "nada fáciles" en los que las decisiones no se han tomado "buscando el aplauso sino pensando en las próximas generaciones", ha dicho.

En este sentido, ha destacado que se han realizado inversiones en infraestructuras por importe de 12 millones de euros, se han consolidado y ampliado servicios; se ha hecho un "esfuerzo enorme" para mantener las plantillas; y "todos los recursos han sobrevivido y ganado la batalla a la crisis, de igual forma que la cartera de servicios ha permanecido intacta".

Y ello "muy a pesar del discurso del desmantelamiento y la privatización" liderado por los partidos de la oposición en una "estrategia" a su juicio "sin fundamento y carente de escrúpulos, que los desacredita". "Los que ahora nos acusan de recortar y desmantelar la sanidad redujeron el presupuesto en 66 millones de euros", ha dicho Buruaga, quien ha destacado que en esta legislatura, por el contrario, Cantabria ha sido "la excepción de la excepción" en el Servicio Nacional de Salud por la inversión y la inyección de recursos a la sanidad.

Valdecilla

Como "confesión", Sáenz de Buruaga se ha lamentado de "no haber sido capaz de evitar que la sanidad sea permanentemente objeto de confrontación política", y ha acusado al PSOE de promover un debate "artificial, disparatado e incomprensible" sobre Valdecilla, para intentar "echar tierra" sobre el proyecto "a costa de cualquier cosa".

"La exigencia de la oposición siempre es la misma, que se paralice el procedimiento, que se paralice la obra, que Valdecilla no se termine", ha lamentado tras insistir en que el desestimiento del contrato para el control y seguimiento de las obras tiene su origen en una "causa ajena" y que el control se va a realizar con personal propio.

Buruaga ha reiterado su "convicción" de que el contrato de colaboración público privada de Valdecilla es "la mejor solución" para poner fin a 15 años de obras en un hospital que, en su opinión, está "llamado a protagonizar una nueva época de esplendor en la sanidad española".

Según ha explicado, las obras avanzan al ritmo previsto, con una media de 180 trabajadores que, en septiembre, "mes punta" en la ejecución de los trabajos, llegarán a 400 entre personal directo y subcontratado.

A la vez, ha defendido que "nunca se ha dado tanta información" sobre un contrato, ha reiterado que el convenio con el Estado por importe de 28 millones se publicará de forma inminente en el boletín oficial y ha insistido en que el Estado se ha comprometido a pagar toda la obra pendiente.

Luego están -ha recordado- los 99 millones de euros de desfase en las obras ya ejecutadas que el Gobierno anterior (PRC-PSOE) pagó con recursos propios de la comunidad autónoma y que "nunca reivindicó". "No sé si los recuperaremos, vamos a tratar de reclamar el importe íntegro de las obras de Valdecilla, pero es difícil afrontar el futuro y tratar de tapar los agujeros del pasado", ha subrayado.