Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

“Hay que avanzar en la especialización de la asistencia geriátrica”

En la Comunidad Foral se superan las 6.000 plazas residenciales

Miércoles, 12 de enero de 2011, a las 16:23

Rafael Sánchez Ostiz, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra.

Redacción. Pamplona
El profesor de la Facultad de Medicina e investigador del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra (UNAV) Rafael Sánchez Ostiz ha destacado que en “la calidad asistencial en Navarra, con 6.000 plazas geriátricas, es muy buena”, pero ha apuntado que “hay que avanzar en la especialización e innovación en los centros”.

Así lo ha afirmado en una sesión sobre `Cómo elegir la mejor residencia de mayores´ celebrada en la Universidad de Navarra, donde ha expuesto que en la actualidad en la Comunidad foral “se superan las 6.000 plazas residenciales, con un ratio de cobertura del 5,5 por ciento, por encima del 5 por ciento recomendado por la OMS y del 4,1 por ciento de media en España”.

Según este experto, “Navarra es una de las comunidades autónomas con mejor ratio de cobertura de plazas”. “En los últimos años se ha realizado un esfuerzo importante en dotar a Pamplona y su comarca de plazas suficientes, dada la desigualdad territorial que existía en su distribución”, ha señalado.

Asimismo, ha destacado que “la calidad asistencial es muy buena”, aunque también ha apuntado que “es necesario avanzar en la especialización de los centros y en la aplicación de la innovación a los servicios que desarrollan”.

Por otra parte, ha explicado que existe un problema sin resolver, el de “asegurar la viabilidad económica de muchas residencias rurales que en su día se construyeron y que ahora sufren importantes problemas económicos, de ocupación y de estructura”.

A su juicio, el gran reto es la atención a las situaciones de dependencia, fruto del envejecimiento progresivo y de soledad de muchas personas mayores. “La gran mayoría de estas personas viven y quieren vivir en su domicilio y es esencial poder establecer nuevas estrategias de apoyo, soporte y formación a las familias cuidadoras que son las que están soportando el esfuerzo cuidador”, ha defendido.