Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Lunes, 14 de julio de 2014, a las 17:33
Redacción. Madrid
La Consejería de Hacienda autonómica ha situado en los ejercicios económicos de 2011 y anteriores las presuntas irregularidades en las facturas del Ejecutivo regional que ahora investiga la Comisión Europea por su hipotética incorrección. En este sentido, el departamento ya ha iniciado “las medidas oportunas” y recuerda que la demanda comunitaria no prejuzga el resultado por el hecho de abrir la indagación.

Juan Carlos Moragues,
consejero de Hacienda y Administración Pública.

En concreto, se especifica que “la Generalitat se insta a esperar a los resultados de la misma [en alusión a la investigación en marcha] antes de llegar a cualquier tipo de conclusión por parte de terceros”, y añade que “la investigación anunciada se corresponde con los datos de los ejercicios 2011 y anteriores que son aquéllos cuyas facturas se incorporaron al mecanismo extraordinario del Plan de Pago a Proveedores aprobado en julio de 2012 y al cual se acogió la Comunidad. Esto supuso que afloraran todas y cada una de las facturas no registradas hasta ese momento”.

A partir de ese momento –continúa–, la Generalitat decidió tomar las medidas necesarias e ineludibles en la línea de la transparencia y el control presupuestario como el Registro Único de Facturas, la contabilización en 15 días y la factura electrónica.

“Así lo pone de manifiesto la Sindicatura de Cuentas, quien ha destacado en su Informe de 2012 que la Generalitat está cumpliendo con sus obligaciones, destacando el seguimiento de las recomendaciones hechas en años anteriores”, explica.

“Asimismo pone de manifiesto en las conclusiones del informe que la Generalitat ‘posee un nivel de control en los procesos de gestión y en los sistemas de información que aporta un nivel de confianza razonable para garantizar su correcta ejecución, la adecuada contabilización de las transacciones realizadas y la validez, exactitud, integridad y disponibilidad de la información relacionada”, concluye.

“En el informe, la Sindicatura de Cuentas deja claro que por primera vez la Generalitat no tiene facturas en los cajones haciendo una amplia referencia y enumeración de las adecuadas medidas de control interno adoptadas por la Conselleria de Hacienda y Administración Pública para la fiscalización y tramitación de gastos y facturas. Destaca y valora positivamente las medias que hemos puesto en marcha para facilitar la fiscalización a través de la creación de un registro único de facturas (RUF), que ha sido auditado por la Sindicatura con resultados muy satisfactorios”.

Y añade: “En los últimos años el Consell ha hecho un enorme esfuerzo para regularizar las obligaciones no reconocidas en años anteriores y todas ellas han sido registradas en la contabilidad pública, gestionando así de forma adecuada la tramitación del mecanismo especial de pago a los proveedores de la Generalitat”.

Este mismo mes, Hacienda y Administración Pública “comunicaba la obligatoriedad para los proveedores de la Generalitat de tramitar sus facturas de forma electrónica, siendo éste un mecanismo destinado no sólo a la agilización de los trámites, mediante la orden de contabilización en 15 días de todas las facturas, sino a la propia transparencia y el control presupuestario que permiten estos mecanismos para evitar situaciones como la que actualmente va a estudiar la Comisión”.

Esquerra Unida reclama la comparecencia de Llombart

Con todo, el diputado autonómico de EUPV, Víctor Tormo, ha solicitado la comparecencia del consejero de Sanidad, Manuel Llombart, para que dé información “clara y concisa sobre las supuestas irregularidades detectadas por Bruselas y que hacen referencia a gastos de Sanidad”.

Al respecto, en un comunicado, ha señalado que quieren saber “si realmente se produjeron sin consignación presupuestaria y de manera contraria al procedimiento de contratación pública”. Esta petición se suma a la que ya realizó Esquerra Unida el pasado viernes en la comparecencia del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, para que explique la investigación abierta por la Comisión Europea por la “supuesta manipulación del déficit”.

“Creemos necesario que Llombart también comparezca y atienda con detalle a las informaciones que señalan a las facturas de Sanidad, las cuales han ido acumulándose en los cajones sin freno”, detalla el parlamentario.
Tormo reclama la depuración total de las responsabilidades. “Que se abra una comisión de investigación inmediata en

Las Cortes sobre este asunto, porque la gravedad de los hechos lo merece y porque no puede quedarse impune sin que los responsables lo asuman”, aseveran. Y añaden: “Si se confirma que han cometido delitos de prevaricación y malversación de dinero público para realizar gastos sin tener presupuesto y dando contratos a dedo, además de la investigación y previsible sanción de Bruselas al Consell, exigimos la depuración de responsabilidades”, ha apostillado.

ENLACES RELACIONADOS:

Hacienda yerra en los datos sobre empleo, según Sanidad (07/07/2014)