Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:00
Viernes, 24 de abril de 2015, a las 12:22
Redacción. Madrid
El próximo 5 de mayo se celebran elecciones al Rectorado de la Universidad Complutense de Madrid en las que concurren cinco candidatos. El personal docente de los hospitales ha asegurado que los profesionales tendrían dificultades para poder participar en los comicios, por lo que se instalarán urnas en los propios centros sanitarios tras dictarlo una resolución judicial.

Uno de los cinco candidatos, el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular, Federico Morán, se muestra “satisfecho” por el auto del Juzgado de lo Contencioso Administrativo, ya que “supone una mejora de los derechos de los electores y eso contribuye a la democratización de la Universidad”.

Federico Morán ha apoyado desde su inicio la solicitud de más de un centenar de profesores de la Facultad de Medicina para que los casi 700 facultativos que trabajan en los hospitales universitarios pudieran votar en los propios centros de trabajo en lugar de tener que desplazarse a otras Facultades.

La solicitud que efectuó parte del profesorado de la citada Facultad con el decano José Luis Álvarez Sala a la cabeza, no obtuvo respuesta alguna por parte de la Junta Electoral en primera instancia, por lo que los interesados se vieron obligados a acudir a la Justicia madrileña, que a través de un auto obliga a la Universidad Complutense y al rector actual, José Carrillo, a colocar las correspondientes mesas electorales en los hospitales universitarios de la UCM. A pesar de las reiteradas solicitudes anteriores efectuadas por parte de los profesores de la Facultad de Medicina, esta será la primera vez desde que entraran en vigor las normas electorales vigentes en la UCM, que el personal adscrito a los hospitales universitarios podrá ejercer su derecho al voto en los propios centros donde desempeñan su trabajo, favoreciendo así la participación.

El auto judicial, contra el que cabe la interposición de recurso durante un periodo de tres días,  afecta a centros como el Hospital Clínico San Carlos, el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, el Gregorio Marañón, el Infanta Cristina, el Infanta Leonor, el Hospital Central de la Defensa o el Hospital Universitario de Móstoles, que verán convenientemente colocadas en sus instalaciones el próximo 5 de mayo las correspondientes mesas electorales. No obstante, la Junta Electoral podría optar por otras vías para cumplir con el auto judicial, como instalar una mesa fija en los hospitales con más profesores y aprobar una urna itinerante entre aquellos otros con un menor número de docentes.

Por otra parte, profesores y estudiantes de colegios universitarios adscritos a la Universidad Complutense, se están planteando solicitar a la Junta Electoral que la medida se haga extensiva a sus centros universitarios, que se encuentran en una situación similar, ya que así evitarían tener que desplazarse a otros centros distantes en varios kilómetros para poder votar, una petición que también apoya Federico Morán porque “no colocar urnas en estos centros rompe el principio de igualdad”.