17 nov 2018 | Actualizado: 13:45

Enrique Guilabert: “La gestión clínica no puede ser la excusa para desregularizar el sector”

El nuevo presidente de los médicos segovianos trabajará por “prestigiar la institución”

Jueves, 06 de junio de 2013, a las 21:53

Redacción. Segovia
Enrique Guilabert ha tomado posesión como presidente del Colegio de Médicos de Segovia en un acto presidido por Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC); y José Luis Díaz Villarig, presidente del Consejo autonómico de Médicos. Durante su discurso ha destacado que “la gestión clínica, que siempre hemos defendido desde la óptica del profesionalismo médico, no puede ser la excusa para desregularizar el sector, para la implantación de medidas economicistas, ni para introducir el ánimo de lucro en el sistema público de salud”.

Imagen de la nueva Junta Directiva, acompañada por Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la OMC (tercero por la izquierda en la segunda fila) y José Luis Díaz Villarig, presidente del Consejo autonómico de Médicos (primero por la derecha en la primera fila).

“Soy consciente, ha señalado, de que las organizaciones colegiales no pasan por su mejor momento, algunos las consideran con poca capacidad para influir en el entramado de poderes públicos, otros valoran como negativa su función de defensa de los intereses profesionales, pero a mi juicio, son instituciones necesarias”. “Tener voz ante la sociedad es más necesario que nunca”, ha añadido.

Asimismo ha recordado que “la colegiación médica supone una protección para la sociedad más que un privilegio para los médicos”. Guilabert ha reconocido que “la continua y permanente actualización de los profesionales se realiza muchas veces fuera de la jornada laboral, con su propio esfuerzo y muy poca colaboración institucional”.

Entre los retos para esta nueva etapa, el presidente del Colegio de Médicos de Segovia, ha subrayado la necesidad de trabajar por la viabilidad y equidad del sistema. Ha reconocido que existen problemas como “la rigidez del modelo que genera importantes problemas de accesibilidad”. Guilabert ha criticado “la pobre capacidad de elección del usuario si lo comparamos con otros países de nuestro entorno” y ha remarcado el reto para la transición de un modelo basado en la atención a agudos a un modelo basado en la gestión de enfermedades crónicas. “Empezaremos a hacer de este colegio, ha concluido, la casa común de todos los médicos, abierta al debate profesional”.