22 nov 2018 | Actualizado: 11:35

Gorostiaga asegura que las facturas del SCS “estaban perfectamente contabilizadas”

Cree que es una maniobra del PP para ocultar la inutilidad de los presupuestos regionales

Miércoles, 14 de noviembre de 2012, a las 11:19

Dolores Gorostiaga.

Redacción. Santander
La diputada del grupo parlamentario socialista, Lola Gorostiaga, ha señalado que las facturas de gasto farmacéutico hospitalario del Servicio Cántabro de Salud (SCS) “estaban  contabilizadas”, y ya están pagadas, por lo que ha subrayado que este ajuste “no tiene ningún efecto económico”.
 
Según ha explicado Gorostiaga en un comunicado, las facturas corresponden, en su mayoría, a gasto farmacéutico hospitalario y estaban contabilizadas en la Cuenta 409, que es una cuenta en la que se contabilizan los “gastos realizados pendientes de aplicar”.

En esta cuenta se registran las obligaciones sobre las que no se han dictado los actos administrativos de reconocimiento y liquidación, por lo que impide su aplicación al presupuesto en vigor, tal y como realizan todas las administraciones autonómicas.

Gorostiaga ha incidido en que el gasto farmacéutico es un gasto derivado en el tiempo, de tal forma que su pago va con cierto retraso en todas las comunidades autónomas y en todos los ejercicios presupuestarios, como ha sucedido por ejemplo en la Comunidad de Madrid, cuyo déficit ha pasado del 1,13 al 2,1 al reconocer 1.297 millones de facturas, o la Comunidad Valenciana que tras reconocer 4.202 millones de euros de facturas su déficit se ha disparado del 3,68 por ciento al 4,5 por ciento y posteriormente al 5,5 por ciento del PIB.

Además, la diputada socialista ha señalado que los ejercicios económicos no se cierran en el mismo año, ya que las facturas de los últimos meses del año tienen entrada en el ejercicio siguiente.

Por lo tanto, Gorostiaga ha aseverado que “no ha existido ninguna ocultación de facturas” como pretende hacer ver el PP a la opinión pública.  A su juicio, esta maniobra de los populares “tiene como objetivo ocultar la inutilidad” de los presupuestos de 2013, que se basan en unos datos imposibles de cumplir y que generarán más desempleo y recesión al no contener medidas de reactivación económica oportunas.