Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

González-Juanatey: “Los cardiólogos tenemos el compromiso ético de contribuir a generar conocimiento”

La mejora de la asistencia a los pacientes, la formación de los profesionales y la potenciación de la investigación, entre sus iniciativas

Lunes, 31 de octubre de 2011, a las 11:33

Redacción. Madrid
José Ramón González-Juanatey, jefe del Servicio de Cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) y catedrático de Medicina en la Universidad de Santiago de Compostela, ha sido designado presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología (SEC). Su mandato comenzará en 2013 y durará dos años. El futuro presidente ha recalcado la importancia de la investigación, y ha considerado que los cardiólogos tienen “el compromiso ético de contribuir a generar conocimiento”.

José Ramón González-Juanatey, jefe del Servicio de Cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, es el nuevo presidente electo de la Sociedad Española de Cardiología.

En cuanto a sus proyectos al frente de la sociedad científica, este especialista ha destacado la mejora de la asistencia a los pacientes, la formación de los profesionales y la potenciación de la investigación: “El cargo de presidente electo implica funciones sobre todo en el ámbito de la formación continuada, que es uno de los pilares de la excelencia de nuestra sociedad científica. Mi objetivo es intentar que la SEC tenga una mayor reorientación profesional hacia aspectos relacionados con la Cardiología dentro del sistema sanitario, tanto público como privado. Quiero reflexionar sobre el papel del cardiólogo en todo el proceso asistencial de los pacientes con enfermedades cardiacas y el conjunto de enfermedades cardiovasculares en España, así como la relación con otros profesionales, como médicos de Atención Primaria, internistas, cirujanos o profesionales de Enfermería”.

“Los cardiólogos tenemos que estar presentes en los momentos críticos de los pacientes con enfermedades cardiacas y, para ello, hay que desarrollar programas. El proceso asistencial no es exclusivamente cardiológico, sino un proceso transversal que debe implicar e integrar a otros profesionales. Solo así daremos auténtico valor al sistema de salud, a la formación y a la investigación, es decir, a través de la integración con los profesionales que tienen responsabilidades en esta área. Dichas medidas eficaces redundarán en la excelencia asistencial, que es la meta de cualquier médico”, ha dicho.

Para alcanzar este fin, en beneficio del paciente, José Ramón González-Juanatey ha considerado imprescindible la formación continuada, así como la investigación, que es casi como “una labor ética”. “No podemos pretender aplicar a nuestros pacientes lo que investigan otros, debemos tener una visión ética, tenemos un compromiso ético de contribuir a generar conocimiento e investigar para que otros puedan trasladarlo a sus pacientes”.