Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Miércoles, 01 de octubre de 2014, a las 16:18
Redacción. Madrid
El Hospital de Torrejón de Ardoz ha estrenado un centro de radioterapia que atenderá a cerca de 850 personas al año, que no tendrán que desplazarse a otros municipios para recibir su tratamiento de cualquier patología oncológica.

Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, durante la inauguración.


El nuevo Centro de Oncología Radioterápica ha sido inaugurado por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, acompañado por el consejero de Sanidad, Javier Rodríguez. Con una inversión de siete millones de euros, según el gobierno de la comunidad, va a acercar los tratamientos altamente especializados y de la máxima calidad a 106.000 madrileños de los municipios de Torrejón de Ardoz, Ajalvir, Daganzo, Fresno de Torote y Ribatejada, además de a los que lo elijan dentro de la libre elección. Se ubica en un edificio de nueva construcción de 1.276 metros cuadrados que alberga dos búnkeres para el tratamiento de pacientes a través de la tomoterapia, la radioterapia de intensidad modulada y la radioterapia guiada por imagen.

La tomoterapia (indicada especialmente para aquellos tumores ubicados en cabeza y cuello, tumores cerebrales, tumores de mama y de próstata, tumores vertebrales, metástasis pulmonares o hepáticas, re-irradiaciones y tumores pediátricos) combina el diagnóstico por imagen con la radiación terapéutica y permite ajustar el tratamiento radioterápico en el mismo momento en el que se está realizando, gracias a que el acelerador lineal gira 360 grados alrededor del paciente, optimizando las dosis y la precisión para evitar irradiar en tejidos sanos.

La radioterapia de intensidad modulada o Irmt (indicada para tumores de próstata o tratamiento de tumores en edad infantil, así como tumores localizados en oreja, nariz o boca, incluso para el tratamiento de la mama) permite personalizar el modo en el que la radiación se aplica sobre el paciente, para centrar el poder terapéutico del tratamiento sobre el tumor y reduciendo al mínimo el impacto sobre los tejidos sanos.

La radioterapia guiada por imagen (Igrt), es el máximo exponente en este tipo de tratamiento y es especialmente útil en aquellos pacientes en los que la localización del tumor compromete dicho tratamiento, porque el tumor está localizado cerca de órganos vitales que no deben recibir radiación.

El presidente autonómico ha subrayado el compromiso del Gobierno regional con la mejor atención al cáncer, materializado en ampliar y reforzar los recursos para el tratamiento de esta enfermedad, y ha remarcado que la ratio de mortalidad por tumores en la región se encuentra por debajo el de España, con 189 por cada 100.000 habitantes, frente a los 230 por cada 100.000, a nivel nacional.