21 nov 2018 | Actualizado: 15:10

Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona constituyen la nueva junta de Gestión del Sant Pau

A pesar de que todavía no se haya designado al quinto miembro, la Fundación ha quedado constituida formalmente

Jueves, 20 de junio de 2013, a las 16:06

Xavier Trías, alcalde de Barcelona, y Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña.

edacción. Barcelona
La Muy Ilustre Administración (MIA) que gestiona el Hospital Sant Pau de Barcelona y nombra a los patronatos de las tres fundaciones que lo integran ha dado por constituida este jueves la Fundación de Gestión Sanitaria, nombrando a los cuatro miembros propuestos por Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona.

Fuentes del centro han confirmado que la Fundación estará integrada por la directora general de planificación y seguimiento de inversiones estratégicas de la Conselleria de Economía y Conocimiento, Isabel de Diego; la asesora de la Conselleria de Justicia Bibiana Segura, y el director del Banc de Sant i Teixits (BST), Enric Argelagués, los tres a propuesta de la Generalitat.

Por parte del Ayuntamiento, se ha elegido a la delegada de Salud del consistorio, Cristina Iniesta, que repetirá en el cargo, mientras que falta por nombrar a la persona en representación del Capítulo de la Catedral, que debe designar el Arzobispado de Barcelona.

Las mismas fuentes han precisado que, a pesar de que todavía no se haya designado al quinto miembro, la Fundación ha quedado constituida formalmente.

La MIA que ha decidido el nuevo patronato está formada a su vez por dos personas a propuesta de la Generalitat, otras dos del Ayuntamientos y dos más que nombra el Arzobispado.

Próximos pasos

Entre los pasos a seguir por la Fundación constituida este jueves se encuentra la posible solicitud de un concurso de acreedores, tal y como recomendó la misma Generalitat el pasado 7 de junio, al entender que esta es la mejor solución para reconducir la situación del centro y que ha calificado de riesgo inminente de insolvencia.

La recomendación se produjo al dimitir la cúpula directiva del hospital, después de ella solicitara en abril pasado la intervención del Protectorado de Fundaciones de Justicia de la Generalitat para, según argumentó, garantizar su futuro.

Diversos procesos judiciales mantienen imputados a una quincena de exaltos cargos del centro por presuntas irregularidades cometidas en el centro, en un conflicto abierto con el comité de empresa, que critica la separación entre la gestión privada del patrimonio --unos mil inmuebles que generan unos 10 millones anuales-- y la pública de gestión sanitaria, y que acumula déficit año tras año.