Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Viernes, 19 de junio de 2015, a las 13:32
Lorena Martínez / Imagen: Cristina Cebrián y Joana Huertas. Madrid
El Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam) lidera un estudio pionero a nivel mundial basado en evaluar la eficacia de la combinación de inmunoterapia y quimioterapia en tumores mamarios tiple negativos y luminales A y B.

Carsten Denkert, investigador del Charité Campus Mitte de Berlín; Roswitha Britz, presidenta de Fecma; Pilar Zamora, oncóloga del Hospital La Paz y José Enrique Alés y Pedro Sánchez, de Geicam.


Según ha destacado el experto Pedro Sánchez Rovira durante la presentación de la octava reunión anual de avances en cáncer de mama, el estudio es randomizado y se encuentra aún en fase inicial. Durante un periodo de reclutamiento de 18 meses se ha logrado la participación de 300 pacientes y se espera que los primeros resultados estén disponibles a finales del año 2016. “Esta terapia ya ha demostrado una respuesta positiva en pacientes con melanoma y cáncer de pulmón de mal pronóstico, llevando a incrementar hasta en un 40 por ciento la supervivencia por tres años”, ha explicado Sánchez.

Pedro Sánchez Rovira sobre los avances en cáncer de mama de los últimos 20 años.

La investigación se centra en la combinación de dos agentes inmunoestimuladores: gemcitabina y pembrolizumab, con la que se espera determinar “cuál es la ventaja en términos de respuesta y supervivencia”. Tal y como ha añadido José Enrique Alés, miembro del comité organizador del simposio, “la inmunoterapia va a disponer de un papel cada vez mayor a la hora de tratar las enfermedades tumorales y, en concreto el cáncer de mama”.

El lema que encabeza el encuentro se centra en esta ocasión es la aproximación a la personalización del tratamiento. Según ha incidido Alés “los avances están facilitando el desarrollo de soluciones terapéuticas a medida, ofreciendo alternativas para algunos de los más agresivos”.

Roswitha Britz, presidenta de Fecma.

Pilar Zamora, oncóloga del Hospital Universitario La Paz de Madrid, defiende en esta línea la relevancia de la terapia hormonal, especialmente en los diagnósticos premenopaúsicos; esto es, en mujeres menores de 45 años, que representan el 15 por ciento del total de los casos de tumor de mama en España. “Las mujeres jóvenes son más proclives a presentar subtipos de tumores más agresivos, que suelen encontrar respuesta en la terapia endocrina”. “La administración de terapias hormonales y la supresión de la función ovárica ha demostrado su eficacia en el tratamiento del cáncer de mama hormonosensible”, añade.

Por su parte, Roswitha Britz, presidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (Fecma), ha celebrado los nuevos avances y ha demandado la puesta en marcha de un registro de tumores “actualizado y homogéneo que permita conocer la realidad del cáncer de mama en España”. “No debemos resignarnos al conformismo”, ha concluido la responsable.