19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El presidente Garre no anuncia cambios en la sanidad

La oposición critica la creación de una Comisión Delegada para fomentar el empleo

Lunes, 07 de abril de 2014, a las 17:28
Javier Barbado. Madrid
El recién investido presidente de la Región, Alberto Garre, no ha anunciado cambios en el campo de la sanidad durante su discurso de investidura, por lo que no cabe esperar, de momento, nuevos ajustes presupuestarios en esta área, temor que expresó a Redacción Médica hace unos días el presidente del sindicato médico autonómico, Francisco Miralles.

Alberto Garre, presidente de la Región.

Pero el nuevo presidente sí ha hecho alusión al fomento de las políticas públicas y a “tibias expectativas de recuperación económica” a partir de los datos de empleo del mes de marzo (3.223 personas menos en el paro en contraste con las 800 del mismo periodo del año anterior).

La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Begoña García, ha aprovechado la omisión directa de Garre, en su alocución, a la sanidad para denunciar esa falta, y también ha criticado una de las medidas propuestas para animar la contratación de trabajadores –en concreto, la creación de una Comisión Delegada presidida por el partido en el Gobierno–.

En opinión de la socialista, Garre tendría que haber mencionado también en su turno de palabra “aspectos importantes de la desigualdad de la Región de Murcia con respecto a otras regiones”.

En este sentido, García coincide con el análisis recogido por Redacción Médica de Miralles, en el que precisa que “Murcia está por debajo de la media nacional en financiación (alrededor de 200 euros por cada ciudadano) ya que a la Región llegan entre 250 y 300 millones de euros menos de los que deberían llegar, y, por lo tanto, presenta déficit”.

Además, Miralles puntualiza que el Servicio Murciano de Salud (SMS) “gasta por ciudadano aproximadamente lo mismo que el resto de la media nacional (computando tanto la sanidad pública como la privada)” y que, en consecuencia, “el error no está en el gasto, sino en el ingreso”. De ahí que plantee dudas sobre si el nuevo presidente va a llevar a cabo o no un nuevo ajuste presupuestario que, en su opinión, recaería de forma inexorable en más recortes a los profesionales.

La diputada del PSOE, por su parte, cree que las políticas de Garre “van a ser continuistas”. Y ha lamentado que las éstas “sigan siendo las mismas que en la época de Valcárcel” y que éste “sea el que va a supervisarlas”. El PSOE considera que Garre “no ha aportado nada nuevo” en su discurso y esperan que en la sesión del debate de este martes les concrete más el programa de actuación para este año.

Por su parte, José Antonio Pujante, diputado de IU-VRM y portavoz del Grupo Parlamentario Mixto, expresó hace poco su convencimiento de que la estrategia de Garre sería en efecto “continuista” o, a lo sumo, conduciría a una “parálisis que agravaría aún más los problemas”.

ENLACES RELACIONADOS:

CESM teme que Garre empañe su relación con Sanidad (28/02/2014)