Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

La Xunta despunta en datos clínicos poblacionales en AP

Planea incorporar la información al historial electrónico por medio del proyecto 2050

Viernes, 24 de octubre de 2014, a las 14:00
Javier Barbado. Madrid
Galicia no solo despunta, entre las comunidades autónomas, por disponer de receta electrónica en sus hospitales, centros de salud y farmacias. También acaba de incorporar, al servicio de los médicos de Primaria, listados de información que clasifican a sus pacientes en función del cupo asignado y añade datos de interés clínico sobre su morbilidad a partir de cuatro estratos diferenciados.

En el centro, la consejera de Sanidad de la Xunta de Galicia, Rocío Mosquera. A la derecha, Susana Cerqueiro.


Asimismo, el facultativo del primer nivel asistencial accede, en ese mismo soporte a partir de la intranet habilitada por el Servicio Gallego de Salud (Sergas), a información cruzada como el número de ingresos en urgencias (tanto de Primaria como de Especializada) de sus pacientes; la frecuencia con que visitan esos servicios; los reingresos contabilizados a los 30 días del alta; el consumo de medicamentos o incluso otras estadísticas relevantes relacionadas con patologías específicas como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o la insuficiencia cardiaca, tal como ha enumerado a Redacción Médica la subdirectora general de Evaluación Asistencial y Garantías del Sergas, Susana Cerqueiro.

Toda este material se introduce y sirve por medio del software CRG (del inglés Clinical Risk Grouping), que se diferencian de los Grupo Relacionados con el Diagnóstico (GRD) –muy extendidos en todas las administraciones sanitarias– en que éstos últimos se ciñen al ámbito hospitalario y abordan aspectos sobre demanda de recursos y costes, “pero no añaden nada sobre la gravedad clínica, el pronóstico o el tratamiento del enfermo” como sí lo hacen, en cambio, los CRG.

Otras comunidades también usan CRG, caso de Cataluña

Otras autonomías también disponen, en realidad, de los CRG, caso de Cataluña, así como de otros sistemas de almacenamiento y estratificación de la casuística médica poblacional. Pero Galicia se desmarca por incorporar (y facilitar al Ministerio de Sanidad para la estrategia nacional de enfermos crónicos) la totalidad de Conjunto Mínimo de Bases de Datos (CMBD); los informes de alta hospitalaria de los últimos cinco años; los datos de episodios de Atención Primaria de los dos últimos, y también los de prescripción y dispensación con receta electrónica tanto en hospitales como en el área ambulatoria.

Además, la misma Subdirección del servicio de salud regional trabaja en el proyecto Hospital 2050 para incorporar todo el contenido de los listados accesibles al médico de cabecera por la intranet a la historia clínica electrónica, lo cual ampliaría su difusión sin menoscabo de la protección legal de los datos: “Será una herramienta de estratificación dinámica que permita al facultativo de Primaria ver cómo evoluciona el enfermo en la pirámide de estratos y no se limite, por tanto, a la información retrospectiva que aportan los CRG”, puntualizó.