Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Fuster: “CESM quiere adueñarse de los Colegios para asentar su poder”

La presidenta colegial revela las medidas que tomará para la próxima cita, a celebrar en enero de 2014

Viernes, 13 de diciembre de 2013, a las 13:38
María Márquez.
La presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Valencia (COMV), Rosa Fuster, tiene claro que en la asamblea extraordinaria que perseguía cambiar los estatutos ha habido varios ‘manos negras’ que acudieron a “reventar” el acto. Asegura que una cita de estas características “jamás” había contado con la gente que acudió al Colegio el pasado 10 de diciembre.

Rosa Fuster, presidenta del COMV.

Fuster habla de “una distribución estratégica” en la sala. “Había personas que no se atrevieron a levantar el brazo porque estaban al lado de sus jefes de Servicio”. Alude a sindicalistas liberados, la ex junta directiva del COMV, directores de hospitales, y médicos relacionados con el Partido Popular de Valencia como los que acudieron con la intención de que no se votasen los estatutos que la junta directiva que preside quería aprobar y que vetarán la representatividad colegial a políticos, sindicalistas y miembros de empresas. “Si reventaban la asamblea, como el proyecto de la Ley de Servicios Profesionales aún no está en la calle y espera su trámite parlamentario, podrían presentarse a las próximas elecciones (junio de 2014)”. Acusa a CESM de “querer adueñarse de los Colegios para asentar su poder” y critica la relación con el poder político que en otros tiempos ha caracterizado al COMV. “El Colegio no puede premiar al presidente de la Generalitat ni opinar sobre medidas políticas”, lamenta.

Pese a la conflictividad vivida el pasado 10 de diciembre, Rosa Fuster dice tajante que la junta “hubiese ganado” en número de votos. Por otro lado, rechaza las acusaciones de CESM sobre la falta de acceso al texto que, según el sindicato, no existió de forma previa a la celebración de la asamblea.

Nuevas normas para la convocatoria de 2014

Para evitar problemas organizativos, la presidenta del COMV tiene claras tres medidas que se llevarán a cabo en enero, cuando se determine la próxima fecha. Los estatutos propuestos se enviarán “de forma personalizada” a cada colegiado diez días antes de la cita, para que puedan realizar alegaciones; habrá “una puerta única” de entrada a la sala y en ella se podrá en marcha una “estricta” admisión que requerirá el carné de colegiado.