Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Fresenius y el Catsalut estrenan clínica puntera para hemodiálisis

La empresa dispone, con éste, de diez centros especializados en esta terapia

Lunes, 30 de junio de 2014, a las 12:35
Redacción. Barcelona
La empresa Fresenius Medical Care, especializada en servicios para pacientes renales, ha inaugurado su nueva clínica de diálisis en Terrassa. El consejero de Salud, Boi Ruiz, y el alcalde de Tarrasa, Jordi Ballart i Pastor, han presidido el acto de este centro pionero en términos de eficiencia, sostenimiento, comodidad y funcionalidad, diseñado para atender hasta 270 pacientes que precisan tratamiento renal sustitutivo dentro de los estándares más elevados de calidad e innovación tecnológica.

El consejero de Salud autonómico, Boi Ruiz, y el director general de Fresenius Medical Care en España, Ricardo Arias Duval.


La clínica de Terrassa, uno de los diez centros de diálisis con los que Fresenius Medical Care opera en Cataluña del total de 61 en el conjunto del territorio nacional, está concertada por el Catsalut y dará cobertura a un área asistencial de 420.000 habitantes del Vallés Occidental que tienen como centros de referencia el Consorcio Sanitario de Terrassa, la Mútua de Terrassa y el Hospital Clínic de Barcelona.

La clínica ofrece todas las modalidades de diálisis, como hemodiálisis convencional, hemodiafiltración de alto volumen (HighVolumeHDF) y diálisis peritoneal. Tras una inversión de más de cuatro millones de euros, se ha convertido en un referente asistencial en Cataluña por sus características de sostenimiento medioambiental, dotación tecnológica, comodidad y seguridad para los pacientes. Con esta nueva instalación especializada en las necesidades del paciente con insuficiencia renal, Fresenius Medical Care duplica la capacidad de asistencia de su actual clínica en Terrassa, ubicada en el centro de la ciudad. 

Primer centro ecosostenible

Sobre un terreno de 2.185 metros cuadrados, Fresenius Medical Care ha construido un espacio luminoso y respetuoso con el medio ambiente que integra el uso y aprovechamiento de los recursos naturales. Todo ello convierte a Terrassa en el primer centro de diálisis ecosostenible de España y uno de los pocos en Europa con certificación energética clase A.

La compañía ha diseñado con el máximo rigor todos los aspectos constructivos y de mantenimiento para reducir la demanda energética, mejorar la eficiencia energética de los sistemas e incorporar energías renovables.

Así, incorpora paneles solares para la producción de energía y emplea pellets como combustible para el sistema de calefacción, menos contaminante que los combustibles convencionales. Además, y dado que el consumo de agua en un centro de diálisis es muy elevado, del orden de 400 litros por paciente al día, la clínica dispone de un aljibe de 91.000 litros de capacidad que permite el almacenamiento del agua “desechada” por la planta de aguay su reutilización para riego y limpieza.

Excelencia terapéutica y enfoque en la cronicidad

La clínica de Terrassa no solamente es innovadora y sostenible desde el punto de vista ecológico, sino que también opera bajo un modelo asistencial novedoso objeto de un concierto con el Catsalut, que intenta responder al desafío que suponen las enfermedades crónicas para los sistemas de salud y a la necesidad de reorientar el sistema sanitario hacia la gestión de la cronicidad.

El nuevo modelo tiene como objetivo reducir la fragmentación de la asistencia sanitaria, conseguir mejores resultados clínicos, reducirla tasa de hospitalización y ofrecer una mayor calidad de vida para los pacientes.

Ricardo Arias Duval; el alcalde de Terrassa, Jordi Ballart i Pastor; y el consejero de Salud autonómico, Boi Ruiz.


En este escenario de actuación, las empresas concertadas son responsables del conjunto de actividades necesarias para optimizar el abordaje de los pacientes renales crónicos, evitando la duplicidad de los actos médicos e incentivando una asistencia de altísima calidad, con un coste menor para la sanidad pública.

Así, en respuesta a este marco de actuación de excelencia en la asistencia integral al paciente, la hemodiafiltración de alto volumen (HighVolumeHDF) se convierte en terapia de elección en Cataluña y en Terrassa, dados sus beneficios clínicos. Esta técnica aumenta notablemente la eliminación de sustancias tóxicas y evita el desarrollo de complicaciones cardiovasculares en los pacientes renales.

De hecho, según un estudio liderado por la Sociedad Catalana de Nefrología con más de 900 pacientes, la utilización de la técnica de HighVolumeHDF  logra reducir la mortalidad el 30 por ciento; la cardiovascular el 33 por ciento; y la mortalidad por causas infecciosas el 55 por ciento. Asimismo, y en función de los datos de este estudio, se ha logrado reducir el 22 por ciento las hospitalizaciones y en cerca del 30 por ciento los episodios de hipotensión durante las sesiones de diálisis.

Para que estos beneficios clínicos y asistenciales sean una realidad, Fresenius Medical Care incorpora en sus centros Nephro Carela tecnología, los recursos humanos y materiales más avanzados para realizar esta técnica de diálisis, así como un sistema de gestión clínico informatizado, con los procedimientos y herramientas necesarios para que los profesionales sanitarios administren la mejor terapia a cada paciente.

El nuevo modelo de concierto implica además una evaluación periódica de la actividad desarrollada por la empresa concertada para garantizar el cumplimiento de los indicadores de calidad y asistenciales pactados. Para ello, el Catsalut, en colaboración con la Sociedad Catalana de Nefrología, ha determinado objetivos de calidad de obligado cumplimiento que serán revisados periódicamente.

“Para Fresenius Medical Care esta evaluación continuada de la actividad realizada y de los indicadores de calidad nos anima a seguir con nuestro enfoque de excelencia en la atención al paciente renal y de la mejora continua de los procesos. Los profesionales de las clínicas de diálisis, en coordinación con los hospitales de referencia, tienen dentro del nuevo modelo de asistencia integral más responsabilidad, pero también más posibilidades para realizar un adecuado control y seguimiento de los pacientes”, ha asegurado José Ignacio Merello, director médico de Fresenius Medical Care.

Fuerte presencia en Cataluña y en España

Fresenius Medical Care cuenta con una fuerte presencia en Cataluña y presta un servicio altamente especializado a través de diez centros preparados para la atención integral del paciente renal, ocho en Barcelona (tres en la capital, uno en Tarrasa y el resto en Hospitalet, Granollers, Sant Joan Despí y Vilanova) y dos en la provincia de Tarragona (Reus y Tarragona).

“La implementación de la asistencia integral y la apuesta del Catsalut por la innovación, calidad asistencial y consecuente reducción de las complicaciones asociadas a la enfermedad renal crónica, constituye un nuevo marco de colaboración público-privada virtuoso y seguro, que sin lugar a dudas contribuye positivamente a la sostenibilidad del sistema sanitario a largo plazo.

Este marco y la seguridad jurídica en Cataluña posibilitaron que Fresenius Medical Care realizara una inversión de la envergadura de la clínica de diálisis de Terrassa. Un proyecto que también ha sido posible gracias a la participación activa del ayuntamiento de Terrassa que cedió el terreno sobre el que se ha construido el nuevo centro”, ha subrayado Ricardo Arias-Duval, director general de Fresenius Medical Care.

En España, la empresa opera bajo su marca de servicio NephroCare, una red de 61 clínicas de diálisis, concertadas con la administración sanitaria de 13 comunidades autónomas y que atienden a más de 5.000 pacientes.