Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:00
Miércoles, 04 de diciembre de 2013, a las 17:42

José Manuel Freire.

Redacción. Madrid
El portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, José Manuel Freire, considera  un “insulto” a los representantes de los ciudadanos, un “desprecio” al Parlamento y también un “acto de cobardía política” que el consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty, no sea capaz de acudir a la Asamblea de Madrid para dar explicaciones sobre la liquidación del presupuesto y cierre de ejercicio 2012 del Servicio Madrileño de Salud.

Freire ha hecho estas declaraciones después de que llegara a la Asamblea un escrito del consejero Lasquetty comunicando la delegación de su comparecencia al director de Gestión Económica y de Compras de Productos Sanitarios y Farmacéuticos, Jesús Vidart, en la Comisión de Sanidad.

Tras conocer que Lasquetty ha rehusado, según el PSM, dar explicaciones de un tema tan importante como las cuentas del departamento del que es responsable, el diputado socialista ha señalado que el PSOE ha retirado la petición porque no se explica que mande a un subordinado en lugar de acudir él como estaba previsto.

Freire ha criticado que el consejero de Sanidad se niegue a ir al Parlamento a explicar algo tan importante como las cuentas de un año tan especial como el 2012, que empezó con 6.872 millones y terminó con 2.500 millones más para pagar deudas que previamente negaba el propio Gobierno del PP. “Nos parece un insulto a los representantes de los ciudadanos, un desprecio al Parlamento y también una cobardía política, no ser capaz de venir a dar explicaciones”, ha reiterado.