18 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Fracasa la reprobación de Ruiz

El Parlamento ‘tumba’ también el ‘blindaje’ del ICS como entidad pública

Jueves, 24 de julio de 2014, a las 20:29
Javier Barbado / Agencias. Madrid
El Parlamento autonómico ha rechazado, con 68 votos en contra, la reprobación del consejero de Sanidad, Boi Ruiz, solicitada a partir de una moción expuesta por ICV-EUiA y que, salvo el partido en el Gobierno, han respaldado (con 62 votos a favor) las distintas fuerzas políticas (PSC, PP, la propia interpelante, C’s y la CUP).

El diputado de CiU Pere Ávila, en su turno durante el pleno.

La Cámara ha tumbado igualmente otro punto de la moción en el que se pedía garantizar la continuidad del Instituto Catalán de la Salud (ICS) como entidad “íntegramente pública, sujeta al control y gestión administrativas, dotándolo del presupuesto suficiente y necesario para garantizar y mantener la actividad asistencial a la que está obligado legalmente”.

Asimismo, CiU y ERC han sumado sus votos para rechazar otro punto más de la moción que pedía al Ejecutivo autonómico asumir el compromiso de recuperar en un máximo de tres años “los 1.600 millones de euros recortados en gasto sanitario de 2010 a 2014, así como el gasto per cápita”.

Durante el pleno, la diputada de CiU y ERC Meritxell Borràs ha lamentado que algunos partidos de la Cámara “utilicen la sanidad pública para hacer política de la peor” y ha defendido la labor de Ruiz al aludir a Cataluña como una de las autonomías que menos camas hospitalarias cierra. En su turno de palabra, el diputado de CiU Pere Ávila ha subrayado que la prioridad de la Generalitat reside en la reducción de las listas de espera, redefinir los procesos asistenciales, y, en concreto, cambiar los criterios de inclusión en aquéllas a partir de informes asignados a las sociedades científicas competentes.

La diputada de ERC, Alba Vergés.

Pere Ávila se ha comprometido igualmente a que el Gobierno autonómico lleve a cabo un estudio de la variabilidad del acceso de los pacientes a las pruebas diagnósticas; hacer públicas las primeras visitas al especialista; publicar el número de intervenciones quirúrgicas que lleva a cabo cada hospital; acceso universal por medio de internet a los contratos y convenios de las entidades públicas y revisión del circuito asistencial para asegurar la satisfacción de la demanda en los distintos periodos estacionales.

Por su parte, la diputada de ICV-EUiA Marta Ribas ha expuesto que, pese al rechazo de la reprobación, existe una “amplia mayoría” en la Cámara que considera que el consejero no lo está haciendo bien, y ha criticado que CiU y ERC centren toda su atención en el proceso soberanista y no atiendan, a su juicio, a cuestiones sociales.

Reducción de las listas de espera

Por otro lado, el Parlamento ha aprobado una moción de ERC en la que se expresa la voluntad de la Cámara catalana “de reducir las listas de espera como medida para mejorar la eficiencia y la sostenibilidad del sistema sanitario”.

La moción insta al Govern a publicar las listas y tiempo de espera de intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas de cada uno de los centros de Catalunya semestralmente, garantizando su publicación “no más tarde de 30 días después del cierre de cada semestre”.

En el texto se pide al Ejecutivo catalán que precise la lista y el tiempo de espera medio de cada uno de los procedimientos y para cada uno de los centros, algo que, según los republicanos, debe “mejorar la transparencia del sistema sanitario catalán”.

Pese a que la presentación sea semestral, la moción precisa que, a partir del 1 de enero de 2015 se recogerán estos datos de “forma mensual y abierta”, para que se pueda mostrar la variabilidad mes a mes. La moción también pide proporcionar a los pacientes la fecha aproximada de intervención o número de orden dentro de la lista de espera de intervenciones quirúrgicas, siguiendo las recomendaciones que sobre este ámbito ha formulado el Síndic de Greuges.

La diputada de ERC Alba Vergés ha dicho que “no son aceptables ciertas situaciones de colapso en urgencias”, y ha replicado al PP que el principal problema de la sanidad catalana es el ahogo financiero que, a juicio de los republicanos, el Estado somete a la Generalitat.

Intervención airada de la diputada popular

Tal vez la intervención más airada de la tarde haya sido la protagonizada por la diputada del Partido Popular (PP) Eva García, quien ha criticado con dureza a ERC por pretender dar la sensación de que se desmarca de CiU cuando, en realidad, son socios de gobierno para lo bueno y lo malo: “Quieren estar en misa y repicando”, ha espetado a su colega de ese partido. Desde su punto de vista, “no han hecho ninguna propuesta concreta ni referencia alguna al presupuesto de salud”. Además, se ha dirigido de forma expresa a la representante de Esquerra Republicana de Cataluña Alba Vergés acusándola de expresar “mala conciencia” en sus deliberaciones.

García, en su discurso, también ha atacado a los dos partidos gobernantes al asegurar que trataron de elaborar, de forma ilegal, un censo de la población catalana a partir de los datos disponibles en el sector sanitario, supuesto fin que no lograron, según ella, “gracias a la intervención de la Agencia Catalana de Protección de Datos”.

Por otro lado, la diputada del Grupo Mixto Isabel Vallés ha criticado la obviedad de que el Gobierno catalán busque disminuir las listas de espera (en alusión a las reiteradas llamadas de sus representantes a lograr tal objetivo) y ha declarado que, en todo caso, “más allá de los protocolos se debe diferenciar entre una operación y un simple diagnóstico”. En su opinión, en este aspecto “no valen ambigüedades ni argumentos economicistas como que es más eficiente derivar a la privada a los enfermos: basta de mentiras sobre la sostenibilidad del sistema”, ha sentenciado.